gremiales

Cámaras pesqueras destacan acuerdo con sindicato y afirman que es el camino para lograr consensos

Por Agencia Télam

18-07-2020 04:30

Las cámaras empresarias pesqueras destacaron hoy el acuerdo alcanzado con el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) y consideraron que "es el camino que debemos transitar para obtener consensos más profundos, donde cada uno defienda su posición pero sentados en la mesa, dialogando y con voluntad de acordar".

El conflicto pesquero finalizó anoche con la firma de un acta acuerdo entre el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) y las cámaras empresarias, que contempla una recomposición salarial para los trabajadores.

"Si bien se logró un acuerdo a corto plazo, sin duda este es el camino que debemos transitar para obtener consensos más profundos, donde cada uno defienda su posición pero sentados en la mesa, dialogando y con voluntad de acordar”, aseguraron la Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de la Argentina (Capeca), la Cámara Argentina Patagónica de Industrias Pesqueras (Capip) y el Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas (CEPA).

Las cámaras recalcaron "el esfuerzo de las distintas partes: los dirigentes gremiales; las empresas; el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni; el secretario de Pesca de Chubut, Adrián Awstin; el intendente de Puerto Madryn, Gustavo Sastre; y el Gobierno nacional, a través de los Ministerios de Trabajo y de Agricultura, Ganadería y Pesca".

Asimismo, resaltaron "el rol fundamental que jugó el subsecretario de Pesca, Carlos Liberman".

Con la firma del acuerdo se convino una actualización del salario básico para los marineros del período 2020/2021, así como "compensaciones por producción" y una suma, de carácter extraordinaria, para los trabajadores de buques merluceros.

A diferencia de otras oportunidades, las distintas cámaras pesqueras lograron consensuar una posición unificada, que incluía también el apoyo de empresas independientes, como Conarpesa y Argenova, entre otras.

La huelga por parte de los trabajadores del SOMU fue declarada el 6 de julio al denunciar que "las patronales pretendían abonar un 40 por ciento menos de lo acordado en paritarias, y las tres cámaras fundamentaban que por la pandemia de coronavirus es imposible sostener los precios de referencia en un mercado en retroceso".

Dicha protesta afectó a la flota de altura tangonera y ocasionó millones de dólares en pérdidas en plena campaña de captura del langostino, la principal especie del sur del país.

Asimismo, el gremio de marineros también bloqueó plantas y muelles portuarios en varios distritos nacionales.

El 14 de este mes el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria, que fue acatada por los trabajadores, mientras proseguían las negociaciones en la cartera agropecuaria. (Télam)