espectaculos

Vuelve The Spanish Princess, una mirada diferente sobre las mujeres en la corte de los Tudor

Por Agencia Télam

09-10-2020 04:15

La segunda entrega de la miniserie "The Spanish Princess", centrada en el personaje de Catalina de Aragón, la primera esposa del célebre rey Enrique VIII de Inglaterra, y relatada a través de las vivencias de las mujeres que la rodeaban en la corte de la dinastía Tudor, estará disponible desde este domingo en la plataforma Starzplay.

La coproducción estadounidense-británica, que estrenó su primera parte en mayo del año pasado, cerrará la tercera de las series del canal norteamericano Starz basadas en el trabajo de la escritora Philippa Gregory sobre la historia de las mujeres que protagonizaron la compleja historia de conflictos políticos y bélicos ingleses durante los siglos XV y XVI.

Tras su primera temporada, que finalizó con el casamiento entre Catalina (Charlotte Hope) y el futuro Enrique VIII (Ruairi O'Connor), la serie hará foco en las presiones que pesaban sobre ella para tener un hijo varón que sucediera en el trono a su marido, mientras intenta abrirse paso entre un mundo de hombres que deciden sobre los destinos del territorio, adentrándose en un costado poco explorado sobre su personaje.

"The Spanish Princess", que propone una mirada distinta sobre esa época al privilegiar las historias de las mujeres de la corte de los Tudor y la forma en que se desenvolvían en un ámbito esencialmente machista, se destaca además en esta segunda temporada por contar con un equipo íntegramente conformado por realizadoras detrás de los ocho episodios que la componen.

En ese sentido, las británicas Laura Carmichael y Georgie Henley, que interpretan respectivamente a la noble Margaret Pole y a Margaret Tudor, la hermana menor del infame monarca, coincidieron en diálogo con Télam sobre la importancia de que las mujeres están "representadas tanto frente a las cámaras como detrás" de ellas, y consideraron que la serie va "en la dirección correcta" en términos del lugar que ocupa el género femenino en la industria audiovisual, si bien aún existe "un largo camino por recorrer".


Télam: ¿Qué significa para ustedes poder trabajar en una serie que aborda estas historias y en la que trabajan principalmente junto a otras mujeres?

Georgie Henley: Creo que todavía hay cosas para mejorar, pero esta producción es un paso en la dirección correcta y es emocionante sentir que estamos del lado correcto de las cosas. Es valorar las voces de las mujeres, especialmente cuando contás historias de mujeres.

Laura Carmichael: Siento que es muy bueno que podamos enorgullecernos sobre eso en este programa, sobre las realizadoras que tenemos, pero también me gustaría que llegue el momento en que esto sea normal y no una rareza. Me gustaría que estas mujeres puedan contar cualquier historia sin que se las asocie específicamente con estos temas, así que creo que estamos yendo en la dirección correcta, pero tenemos un largo camino por recorrer.


T: Hasta ahora el personaje de "Maggie" Pole sufrió una historia muy dolorosa en la búsqueda de proteger a sus hijos. ¿Con qué se van a encontrar los espectadores en esta temporada?

LC: Ahora "Maggie" volvió a la corte y es una de las damas de Catalina, está más envuelta en su mundo, muy cercana a la reina, en su círculo íntimo, lo cual es algo nuevo para ella. En ese acercamiento en su relación con Catalina aprenden cosas la una de la otra, y la mente brillante de la reina influye bastante en "Maggie".


T: Por su lado, "Meg", la joven hermana de Enrique VIII sigue estableciéndose en Escocia, donde fue enviada para casarse con el rey y formar una alianza. ¿Cómo cambiarán estas experiencias su personalidad?

GH: Hasta ahora la vimos como una adolescente, pero ya creció y es madre, una reina. Una de las luchas de "Meg" es que siente que no es tomada en serio por su esposo, y ve cómo Catalina tiene una voz más fuerte en la política inglesa. Quiere ser vista como una figura más importante y no solo como un útero, es lo que desea profundamente.


T: ¿Qué fue lo que más las sorprendió de investigar y conocer las historias reales de los personajes a los que interpretan?

GH: Cuando leí la historia de "Meg" que cuenta esta segunda parte, no podía creer las agallas que tuvo en su mundo para hacer las cosas que hizo. Cuando leí el último episodio de esta temporada corrí a preguntarles a los productores cuánto de eso era historia y cuánto una licencia poética, y me respondieron que todo había sucedido. Vale la pena, lo prometo.

LC: Los fans de la historia saben que "Maggie" no tuvo un final muy feliz, fue decapitada, con casi setenta años y después de haber conseguido mucho poder y dinero. Es un final tan brutal, siempre me sorprende cuán violento y terrorífico era ese mundo de los Tudor y las cosas que se hacían entre ellos. Es chocante lo fuerte que era ese ambiente, y creo que esa sensación amenazante está siempre presente a lo largo de la serie. (Télam)