espectaculos

Una ficción chilena permite revivir el plan para Matar a Pinochet

Por Agencia Télam

12-11-2020 03:45

El filme "Matar a Pinochet", primera ficción del documentalista chileno Juan Ignacio Sabatini que recrea el atentado que el Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) perpetró con esa intención en septiembre de 1986, tendrá esta noche su avant premiere a ambos lados de la cordillera antes de iniciar su recorrido por festivales internacionales.

Inspirada en hechos reales, la película es un thriller político de acción y espionaje sobre uno de los episodios históricos más importantes y menos divulgados de la historia de Chile.

El relato se asoma a los conflictos humanos dentro de la organización armada que ejecutó el ataque contra Pinochet el 7 de septiembre de 1986 en la cuesta "Las Achupallas", a 40 kilómetros de Santiago, cuando el dictador regresaba de un fin de semana de descanso en su residencia en El Melocotón.

El ataque, que acabó con cinco muertos y 11 heridos, no logró el objetivo de ultimar al mandatario asumido 13 años antes, tras derrocar a Salvador Allende.

"Es un tema prácticamente tabú en nuestra sociedad, poco conversado, poco explorado y poco tratado. Al mismo tiempo se trata de un tema sobre el cual hay mucho mito alrededor, y mucha tierra encima. Como sociedad, nos cuesta mirar a esta parte de nuestra historia y ver qué cosas encontramos ahí y la película, más allá de las emociones que busca provocar, es una invitación a indagar en ella", asegura Sabatini durante una entrevista con Télam.

El largometraje que hoy a las 20.30 tendrá sendas avant premieres en Chile y Argentina (aquí a través de Puentes de Cine -www.puentesdecine.com.ar-) es protagonizado por Daniela Ramírez y Cristián Carvajal e integra en su reparto a los locales Gastón Salgado, Gabriel Cañas, Mario Horton y también cuenta con actuaciones argentinas de Juan Martín Gravina y Julieta Zylberberg.

Tras esta noche, el filme tendrá su estreno mundial durante el fin de semana en el marco de la edición virtual del 46to. Festival de Cine Iberoamericano de Huelva y también competirá en el 42do. Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano a realizarse entre el 3 y el 13 de diciembre en La Habana.

"A mí lo que más me llama la atención de la difusión de la película en el extranjero, y de su participación en festivales de cine, es ver cómo viaja y qué tanto trasciende una historia de amor en tiempos violentos", reflexiona el realizador, de 42 años, y dueño de una trayectoria que incluye "Ojos Rojos" (el documental más visto del cine chileno), y premiadas series de televisión como "Los archivos del Cardenal", "Sitiados", "Perdidos en la noche" y "La cacería".

Télam: ¿Cómo nace la decisión de hacer "Matar a Pinochet"?

Juan Ignacio Sabatini: Preparando la segunda temporada de la serie "Los archivos del Cardenal" que aborda el trabajo de resistencia desde la iglesia católica a la dictadura de Pinochet, entre los materiales de investigación apareció el libro "Los Fusileros", de Juan Cristóbal Peña. El libro cuenta de manera magistral la historia detrás del atentado a Pinochet desde las bases populares, una historia alejada de las grandes cúpulas de poder, que me pareció totalmente fascinante. De inmediato me di cuenta de que se trataba de un material muy valioso para construir una película. Luego, desde una posición más general o global, creo que la decisión se basa en que creo que se trata de un tema que -a pesar de ser muy interesante para abordar, discutir o hablar-, ha sido muy poco explorado, particularmente en Chile. Creo que algo similar ha pasado en Latinoamérica, donde estos actos o eventos por tratar de liberarse de dictaduras opresoras recientes han quedado en un segundo o tercer plano de nuestras historias.

T: ¿En lo personal qué pensabas sobre aquella acción, y cuánto modificó esa visión el encarar la película?

JIS: Creo que esa acción efectivamente logró desestabilizar a la dictadura, que existe un antes y un después del atentado.

T: La operación para asesinar al dictador se llamó Siglo XX porque, expresan los protagonistas del filme, la acción cambiaría el siglo. ¿Creés que de haber resultado el plan se hubiera modificado la historia chilena?

JIS: Es una muy buena pregunta, con una respuesta muy difícil de dar. A mí me gusta creer que independiente del éxito o no de la misión del FPMR, la operación modificó la historia de Chile.

T: ¿De qué modo dialoga la película con el momento sociopolítico de Chile?

JIS: Todo lo que ocurrió a partir del 18 de octubre del año pasado, cuando el país se volcó a las calles a demandar un país más justo y exponer las genuinas demandas taponadas por el dibujo de país que trazó la dictadura, finalmente ha sido ver cómo llevamos 34 años tratando de matar la figura de Pinochet y su legado. Entonces, en ese sentido, la película entra a la mesa con un tema que se ha vuelto súper vigente. Esta sensación de una sociedad que vive amarrada por la sombra de Pinochet está más presente que nunca hoy, y es en ese momento en que la película aparece para abrir puertas y tratar de resolver preguntas en el espectador.

T: Más allá de haber logrado la reforma de la Constitución ¿Cómo avista la temperatura de las organizaciones sociales?

JIS: Lo interesante es cómo este gran logro del pueblo, esta decisión de reescribir la Constitución con un cuerpo constituyente distinto al congreso, abre la puerta para empoderar a las organización sociales. Es ahí justamente donde la discusión se traslada y vuelve a las personas organizadas en diferentes grupos. Esto, sumado a la pérdida de poder de los partidos políticos tradicionales, me parece extremadamente interesante y, al mismo tiempo, una gran oportunidad para el país. (Télam)