espectaculos

Silvia Iriondo da voz a una reunión de Pasionarias

Por Agencia Télam

27-10-2020 03:30

La voz de Silvia Iriondo se levanta para enlazar a otras mujeres artistas como Violeta Parra, Chabuca Granda, Leda Valladares y Frida Kahlo en el sobrecogedor recorte que propone su reciente disco “Pasionarias” donde todas ellas se reúnen en el marco de una obra que para la cantante “está viva, nos convoca y llama, dialoga, marca y cambia el curso del presente”.

Durante una entrevista con Télam, Iriondo considera que el póker de figuras al que recurre para este álbum remite a “un legado artístico, un compromiso cultural por la belleza, por la libertad y la denuncia de una verdad social que nos une y que sin ellas no sería el mismo”.

Lejos de toda estridencia, la intérprete plasma en “Pasionarias” otro paso de un camino de tres décadas y nueve álbumes donde ha sabido equilibrar la transmisión de una herencia cultural y la apuesta por nuevos afluentes en un tránsito estético bello, nutritivo y consecuente a la vez.

La nueva placa contiene “He sembrado una pasión”, “La canastita” y “Quien ama y sufre” (Leda Valladares); “La lavandera”, “La jardinera” y “Arriba quemando el sol” (Violeta Parra); “Canterurías”, “Ese arar en el mar” y “Me he de guardar” (Chabuca Granda); y el anónimo argentino “El pala pala”.

Del registro de “Pasionarias” tomaron parte Cato Fandrich en piano, Mono Hurtado en contrabajo, Tiki Cantero en batería, percusión y coros, Lucas Nikotian en piano, Carlos Aguirre en piano, el Carlos Aguirre Quinteto (guitarras: Carlos Aguirre, Luis Medina, Mauricio Laferrara, Sebastián Narváez y Mauro Leyes), Ana Archetti en voces, acordeón, percusión, Luis Barbiero en flauta traversa, Ailín Gazzo en cello y Francisco Barreña en guitarra.

Pero, además de la publicación del repertorio en plataformas, el material tiene su versión física artesanal con arte de tapa de Alejandro Ros e ilustraciones de Frida Kahlo, además de frases, fotografías e información biográfica sobre las autoras.

“El libro-disco 'Pasionarias' de 40 páginas, entrelaza y muestra la íntima relación existente entre las letras de las canciones y las pinturas y poemas de Frida para mostrar un posible recorrido, donde se ve la afinidad estética y ética entre Frida y estas canciones. Juntas componen una voz contundente que desde el arte habla del corazón profundo de América Latina”, postula la vocalista.


Tëlam: ¿Ese fue el impulso que te motivó a encarar semejante producción en tiempos donde parece imponerse la virtualidad?

Silvia Iriondo: Este impulso fue una necesidad. Surgió en mí hace muchos años, cuando descubrí la tremenda afinidad entre estas mujeres. Las obras de Frida, sus textos, sus íntimas reflexiones y palabras pueden ser letra musicalizada de alguna canción de Leda, Chabuca o Violeta. Muchas de las obras de Frida fueron inspiradas en coplas anónimas mexicanas como la pintura “El Venadito”.

T: ¿En qué momento y cómo decidiste hacer “Pasionarias”?

SI: “Pasionarias” nació hace 17 años; leyendo sobre la vida y textos de Frida Kahlo descubro la gran afinidad que existe entre estas mujeres. Profundas afinidades las hermanas, estilos comunes acerca del modo de concebir la vida, el mundo y el arte. Mujeres rupturistas, revolucionarias, pioneras en la construcción de un lenguaje propio, singular, americano; de hondas raíces históricas, culturales.

T: Se trata de cancionero que dialoga con el presente ¿Qué te pasa a vos como parte de las mujeres pasionarias que se juntan para denunciar al sistema?

SI: Estas mujeres gestaron un universo creativo. Música, letra, textos, canciones, pintura, palabra, pensamiento, reflexión. Toda una cosmovisión acerca del mundo, entender la historia, pensar nuestra cultura, poniendo de manifiesto el distintivo lugar que ocupa la mujer en la vida y el pensamiento de los pueblos de indo afro América. Estas obras son referentes sustanciales y actuales del rumbo por el que atraviesa hoy el arte en la cultura de los pueblos americanos. Ellas son un reflejo de su época, testimonio fiel del pulso y sentir de la historia de su tiempo. Migración, mestizaje, desarraigo, exilio, fusión, lucha, desamparo.

T: ¿De qué modo fue perfilando el repertorio para hacer confluir armónica y conceptualmente esas canciones?

SI: Este repertorio vive en mí, desde mi infancia. El canto de Leda, la voz de Violeta, el fraseo de Chabuca, me inspiran y han dado sentido y rumbo a mis palabras, a mi canto y razones para seguir y encontrar en la música un modo propio de expresión.

T: ¿Cómo se suma al proyecto Carlos Aguirre tanto desde el piano como con su quinteto de guitarras?

SI: Con Carlos mantenemos una gran amistad, hermandad histórica que no une a lo largo de mucho tiempo de música y entendimientos. Afinidad de lenguaje, afinidad de vida y arte. Somos compañeros de ruta, compañeros de alma, de música y canciones. Su modo de escuchar lo esencial me refleja.

T: ¿El contexto de la pandemia te hizo dudar acerca de si publicar o no el material en esta situación?

SI: No. Al contrario, encontré más razones y motivos para ofrecer y acercar este trabajo; siento que puede ser una escucha que acompañe el silencio, el aislamiento, el encuentro interior. (Télam)