espectaculos

Sebastián Kohan Esquenazi: exilio, fútbol y migraciones

Por Agencia Télam

30-07-2020 01:45

"Nací en Buenos Aires hace 38 años, viví ahí tres meses y me fui. Viví en México, en Chile, en España y volví a la Argentina 30 años después. Amo el fútbol como pocas cosas, sin embargo no tengo equipo, lo fui perdiendo en los trayectos: fui de Los Pumas de la UNAM, de Colo Colo, del Villarreal, de Huracán, entre otros", con esta nota autobiográfica Sebastián Kohan Esquenazi arranca su entretenido y revelador "Buscando a Panzeri", un documental sobre el mítico periodista deportivo argentino postrado hoy en el olvido.

Hijo de madre chilena y padre argentino, Kohan nació en Buenos Aires en 1979 y, meses más tarde, había llegado con sus padres por tierra a Paraguay huyendo de la sangrienta dictadura argentina.

"Al año estaba en México, donde viví hasta los 12, fui a Chile en 1991, a los 19 años me voy a España donde viví nueve años, un poco hice el camino del desarraigo, que es algo común en mi generación con padres en el exilio: es más cómodo moverse que quedarse en un sitio", cuenta en una charla con Télam desde Ciudad de México, con un tono de voz extraño, que no es mexicano, ni chileno ni argentino pero que incluye algo de esas identidades partidas.

"Mucho más para los chilenos, que tuvimos un exilio más largo, en Chile duró 17 años, no fue como en Argentina que fue traumático pero mucho más breve. Cuando volvimos a Chile, además, nos encontramos con una sociedad muy autoritaria, gris, muchos de los que regresamos después del exilio nos volvimos a ir. Hice cuarto y quinto año del secundario en Argentina y volví a vivir en el país entre 2007 y el 2018, ahí me argentinicé", repasa.

Todo esto se relaciona no sólo con su pasión por el fútbol y su camino errante sino porque en estos momentos se encuentra en la etapa de montaje y posproducción de su próximo documental: "Villa Olímpica. Recuerdos de un mundo fuera de lugar".

"Hace dos años volví a México para una investigación sobre esta película que estoy terminando y es sobre el exilio latinoamericano en México y sobre los hijos del exilio", anuncia del otro lado de la línea.

"Villa Olímpica -explica- es un condominio habitacional construido en México en 1968 para alojar a los atletas de las olimpíadas de ese año y que cuando finalizaron fue deshabitado. En el momento en que empezaron a llegar los exiliados sudamericanos a México, muchos habitaron ese lugar con capacidad para 5.000 personas. Ahí llegaron a vivir 3.000 exiliados y se generó una micro América Latina en el sur de la Ciudad de México, un poco de todo eso y de esas infancias latinoamericanas habla la película". (Télam)