espectaculos

Rudy mezcla blues, desierto y country, mientras que los MilHojas entregan un lujoso pop

Por Agencia Télam

21-07-2019 03:45

La cantautora cordobesa Pamela Rudy deslumbra con su blues stoneado y su country en su nuevo disco, mientras que el trío pop MilHojas ofrece grageas lujosas en su nuevo EP.


RUDY-"CREDA DEL DESIERTO"


Segundo disco de la interesante cantautora cordobesa Pamela Rudy, que gusta del blues, el country y el folk con una impronta eléctrica densa y con un gran trabajo de su voz para darle brillo a las historias que gusta contar en cada melodía.

Rudy trabajó como backing band con los Nautilus, cordobeses amantes del stoner instrumental, que le dieron una impronta guitarrera, eléctrica, densa y desértica la disco, que además contó con la producción de Tomás Ferrero, de los pop Rayos Láser.

Este disco comienza con la rockera "Lejos", donde la voz de la cordobesa se apodera del centro de la escena con mucha fuerza y colores, al igual que la guitarra de Nacho Sánchez que le otorga un tono de blues deforme cruzado por los climas western, caminando por sobre el noble trabajo del bajo de Juan Ludueña y la batería de Santiago Ludueña. Sobre el final Sanchez encara un duelo con la guitarra de Tomás Ferrero.

"Dinamita" trae acordes rockabilly y una base ligera, rápida, que invita al baile y a correr junto al tren, mientras que Rudy habla de una chica explosiva y trae muchos problemas, recordando el paso de Imelda May por el rockabilly.

En "Humo en la casa", el clima es de un rockito ligero, con un gran protagonismo de la guitarra, con un lúcido trabajo vocal de Pamela Rudy y de una banda que maneja los tics del genero americana que cruza el rock, el blues, el country, el western y el folk y que luego de procesarlo, le puede ofrecer al público una versión bien argentina de este estilo.

Y puede producir canciones que bien pueden acompañar un viaje por las sierras cordobesas y por la zona noreste de esa provincia, esas localidades cercanas a La Rioja.

"Te vi correr" es mucho más country con momentos rockeros que envuelven el muy buen trabajo vocal de Rudy.

"Fruta fresca" es un folkie de pura cepa, con las guitarras recordando al viejo Hank Williams y con un gran tratamiento de las guitarras y la base para permitirle a Rudy contar un lindo cuentito del oeste.

"Levitación" también trae esos sonidos del oeste con un gran trabajo de las guitarras y la voz de Rudy contando una experiencia paranormal para luego largarse a un country muy bien trabajado, donde destaca el aporte de la armónica de Jairo Emil.

Este muy buen disco debut cierra con el blues rockeado "Qué haremos" que tienen un lúcido cierre entre la voz de Rudy, la guitarra y la armónica.

= = = = = = = =


MILHOJAS-"ANTÍDOTO"


MilHojas es un interesante trío pop que está encabezado por Gimena Álvarez Cela, a cargo de de la voz líder, piano y guitarra acústica, Alejandro Aguzzi en guitarra eléctrica y bajo y Roberto Saver en batería.

Álvarez Cela integró Man Ray, No lo Soporto, Hilda Lizarazu, Nico Cota y varios grupos más. Y para esta ocasión invitó al guitarrista Fico de Massacre a producir el trabajo y contó con diversos invitados como la cantautora Ignacia.

"Delay" es la canción de apertura y comienza con aires de electro pop, con muy buen trabajo de la base y los teclados, hasta que la voz encantadora de Álvarez Cela toma el centro de la escena y la acompañan muy buenos arreglos vocales. Algunos arreglos recuerdan a las orquestas de la era de la música disco, mientras que otros la colocan en medio del pop del siglo XXI al lograr un muy buen clima.

"Antídoto" abre con un groove pegadizo y el bajo al frente sobre el cual se posa la voz de Álvarez Cela que te lleva a un buen estribillo, mientras la base afirma el ritmo que te lleva a mover los pies en una canción que tienen un interesante intermezzo prodigado por los sintetizadores y la guitarra.

"Simbiótico" tiene un comienzo más maquinoso que luego deriva en un pop bien electro, con la batería procesada y el bajo distorsionado, más crudo, más cerca del rock industrial, con Álvarez Cela tirando palabras que se refieren a una modernidad plástica. Con la participación vocal de Ignacia para un estribillo bien marcado.

Rocky es bien tecno, con base a tracción humana, pero es un funky bien disco que a cada acorde va a incitando al baile.

El EP se cierra con "Disfraz" que abre con una atmósfera de ensoñación creada por los sintetizadores que juegan a cada instante, mientras la voz de Álvarez Cela pasa de sonar bien aguda a un tratamiento procesado. (Télam)