espectaculos

Rememorar el espíritu de Ricardo Vilca fue motivo de un nuevo Árbol de la Amistad en Humahuaca

Por Agencia Télam

07-01-2019 09:45

El encuentro de músicos de distintos lugares del país fue motivo para rememorar nuevamente el espíritu de las melodías de Ricardo Vilca en el tradicional encuentro denominado “Árbol de la amistad”, el cual se celebró hoy en la casa del maestro ubicada en el centro de la ciudad histórica de Humahuaca.

Este año el encuentro musical tuvo el emotivo recuerdo de Mercedes “Mecha” González, esposa del talentoso músico quien falleció en agosto del 2018 y era la encargada de organizar la particular celebración.

Como cada año hacia el mediodía año bajo los rayos del sol resplandeciente de la Quebrada de Humahuaca, familiares y músicos de la región se enfilaron hacia el cementerio local para para homenajear a Ricardo Vilca y a Mercedes González en el sitio donde yacen sus restos.

Tras el acto que contó con las palabras y música del compositor y maestro rural, los participantes se dirigieron hacia el hogar del Vilca, también llamado “El Caminante”, ubicado a escasos metros del Monumento a los Héroes de la Independencia, para compartir la tradicional cabeza guateada no sin antes chayar al pie del viejo peral bautizado, hace casi 30 años “Árbol de la Amistad”.

Una treintena de grupos y artistas se sumaron al mítico escenario Ricardo Vilca, el cual vio nacer a grandes cantores de la música popular jujeña y de otras provincias.

Allí comenzó a escucharse la música creada por Vilca con el acompañamiento del charango de Sergio Toconas, el bajo de Raúl Tolaba, y los vientos de José Castro y José González, obras que reúnen la magia de una amistad y la música que suena en los distintos escenarios nacionales y en otros países como Brasil y Venezuela.

Cristina Paredes, el grupo Antawara, el Flautazo, Rosita Herrera, Nora Benaglia, el Dúo Quiroga Palacios, Antonio Olarte, Noelia Gareca, Giani Pesci, Federico Gamba, el grupo Ñañay, Paola Palacios, fueron algunos de los artistas que alegraron la tarde humahuaqueña.

Violeta Vilca, una de las hijas de Ricardo, rememoró junto a Télam que el Árbol de la Amistad, “nace a partir de un desencuentro que a veces tiene las personas pero la vida hace que se vuelvan a juntar y a compartir todo lo que uno tiene o puede para celebrar a través de la música y el arte”.

“Si bien los que gestaron este encuentro ya no están, sabemos que es muy importante continuar con todo lo que ellos disfrutaban hacer en este día que es una manera de sanar a través de la música la falta de su presencia”, agregó.

Durante el encuentro no faltaron las obras como “Guanuqueando” -canción que Vilca popularizó con el grupo rockero Divididos-, “Sentimiento”, “Misachico de Cangregillos, “Los cachis de Iruya”, “Quebrada de sol y de luna”, y el “Último tren”, con el sello del eximio músico humahuaqueño. (Télam)