espectaculos

Para su protagonista, Deadly Class es Harry Potter en una escuela de asesinos

Por Agencia Télam

14-01-2019 03:00

“Deadly Class”, serie de diez capítulos basada en el exitoso cómic homónimo de Rick Remender sobre una escuela secreta de élite en la que las familias del crimen más poderosas del mundo educan a las próximas generaciones de asesinos, estrenará el próximo jueves a las 22 por FX.

Con el propio Remender como líder del proyecto y los hermanos Anthony y Joseph Russo (responsables de “Avengers: Infinity War” y de su venidera secuela) como productores, “Deadly Class” sigue la historia de Marcus (Benjamin Wadsworth).

Marcus es un huérfano en la San Francisco de los 80 con potencial de “killer”, y dentro de la escuela King's Dominion lidiará no sólo con los conflictos habituales de la adolescencia sino con tener que ganarse el respeto de su director Lin (Benedict Wong) y de sus compañeros, entre los que se encuentra la letal y hermosa María Salazar.

Salazar es interpretada por la venezolana María Gabriela de Faría, con pasado en varias novelas juveniles de Nickelodeon y que ahora da un salto a los primeros planos de la TV estadounidense.

En conversación con Télam, de Faría habló acerca de la presión que implica llevar a la TV un cómic amado por tantos fans y del tema de la violencia en la escuela en una época en la que es un grave problema en países como Estados Unidos.

- Télam: ¿Cómo es María Salazar?

- María Gabriela de Faría: Es una estudiante que en un momento es extrovertida, el alma de la fiesta, encantadora, y al siguiente está llena de rabia y de presión y es una máquina de matar. Es bipolar; se medica en secreto porque para ella es una debilidad y en King's Dominion cualquier debilidad puede ser usada en tu contra. Fue secuestrada por el cártel del Alma del Diablo cuando tenía 7 años y desde entonces siempre está buscando una salida.

- T: ¿Fue un desafío poder dominar todas esas aristas?

- MGF: Creo que es un personaje maravilloso, con muchas capas. Es una esclava que sufre en secreto este problema mental y que siente que está completamente sola en el mundo, que viene de una relación abusiva pero que su alma es pura, que lo que ella desea es otra cosa. Pasan muchísimas cosas ahí, es un personaje muy complejo de interpretar.

- T: ¿Eras lectora del cómic antes de conseguir el papel?

- MGF: No, pero me fui a comprarlos inmediatamente y cuando los empecé a leer pensé “Oh, ¿en qué me metí? Son una locura”. Después me di cuenta de lo popular y respetado que es Rick Remender y de la cantidad de fans que tiene “Deadly Class” alrededor del mundo.

- T: Es una presión extra.

- MGF: Te da cierta sensación de responsabilidad, porque son personajes que los fanáticos se han imaginado por años, y hasta cierto nivel los conocen más que nosotros. Da un poco de miedo, pero sus críticas (en los preestrenos) han sido muy buenas.

- T: ¿Cómo creés que se puede tomar la serie en este momento, en el que la violencia en las escuelas es algo tan recurrente?

- MGF: Creo que el show no es sobre la violencia, sino sobre su repercusión. La violencia en “Deadly Class” sirve más para explicar sobre todo cómo Marcus maneja sus buenas costumbres y su moral en un mundo podrido como el de King's Dominion, donde los entrenan para ser asesinos. Creo que en realidad es sobre cómo una persona buena puede mantenerse así en un mundo de maldad, y con eso todos nos podemos identificar.

- T: Para quienes no conocen el cómic, ¿por qué recomendás ver “Deadly Class”?

- MGF: Transcurre en los 80 en San Francisco y eso ya le agrega una calidad de producción y una música fenomenal. Es un show asquerosamente honesto con el que todos se van a poder relacionar y al mismo tiempo es un mundo ficticio y fantástico; es un poco “Harry Potter” en una escuela de asesinos. (Télam)