espectaculos

Para el creador del canal web RMTV, el público está obligando a la televisión a cambiar

Por Agencia Télam

26-07-2020 01:15

El especialista en neurociencia Mariano Bleicher, creador y director de RMTV, nuevo canal online con tecnologí­a 3D que lanzará mañana con una programación 24 horas e interactiva para computadoras y dispositivos móviles, afirmó que "el público está obligando a los productores y a la televisión a cambiar".

RMTV no será la primera señal de televisión online de Argentina -donde con distinta suerte y objetivos funcionan Canal 22, FWTV, Peek Studios o Manijomio, de Flow, entre otros-, aunque sí propondrá una estética y un lenguaje diferente.

"Es un canal online que va por streaming, con una sensación de 3D. La idea es que la gente pueda tener esa sensación como cuando va al cine, pero viendo un programa de televisión", explica a Télam Bleicher, quien además de dirigir la señal pondrá a jugar sus conocimientos en neurociencia en el programa político "Alivio TV", que será conducido por Gastón Soulages.

Sin suscripciones obligatorias ni abonos, la programación de RMTV será accesible desde cualquier teléfono celular o tablet y también a través del sitio www.rmtv.online.

Con gran variedad de temáticas, la grilla contará con la presencia de diversas personalidades del mundo del espectáculo, del periodismo y las redes sociales, entre los que resalta Diego Reinhold y su late night show "Una antes de dormir", de lunes a viernes a las 23.

Además de un look 3D, que Bleicher promete que permite diseñar escenarios virtuales y realzar la vista al nivel de la "postproducción de cine", el canal interpelará a los espectadores con un código de redes sociales con "historias" similares a las de las redes sociales, entre otras novedades.


Télam: ¿Cómo funcionará la "sensación 3D"?

Mariano Bleicher: Por ejemplo, podés ver que un artista puede volar del piso y estrellarse contra la pared, y en realidad está en un cuarto. Es todo postproducción de cine, y da una sensación de magia. Van a ver en los programas cómo la gente vuela, se caen, se cae el piso y se van nadandoÂ… El sistema es una caja verde con cámaras que se mueven a control remoto, esas cámaras están en sincro con un sistema que tiene las imágenes que nosotros querramos, es todo automático. Tenemos un sistema que hace todo esto muy rápido; en el cine tarda mucho una postproducción, y nosotros logramos en dos horas lo que una película puede tardar meses en una escena, obviamente con otro tipo de escenario y sin tantos detalles, pero es el mismo tratamiento que el de una película.

T: ¿Qué aporte imaginan que hace esta tecnología a la TV?

MB: Le da un tono de color a lo que estamos acostumbrados a ver hoy. A mí me aburre ver tanto Zoom en televisión. Es algo que no se hizo en ningún lado; hay muchas aplicaciones en el mundo pero no hay ninguna que mezcle tres cosas: una es esta sensación de 3D, la otra es programas de televisión propios, y aparte vamos a tener historias abajo como Instagram, que las personas van a poder ver su historia cuando se conecta a nuestro sistema.

T: ¿Cuál es el principal desafío al montar un canal desde cero?

MB: Me parece que hay otro tipo de contenidos que vamos a mostrar que hoy en día no están. Que quizás están en las redes pero no están organizados a nivel producción y que le puede interesar a mucha gente. Por ejemplo, vamos a hacer un programa en el que le vamos a cambiar el final a todas las películas, con los ex chicos de "Combate", que es un desafío muy gracioso. También va a haber un programa de lo paranormal visto desde lo científico.

T: ¿Por qué creés que la televisión no puede 'aggiornarse'?

MB: Primero creo que se debe a los compromisos con las marcas, y después porque a la gente que está trabajando en la televisión hace muchos años quizás les cuesta ver desde afuera. Hoy lo que mandan son las redes, y la televisión no sigue ese sentido estético.

T: ¿Qué público imaginan? Planteada así es una propuesta que a un público más grande puede dejarlo afuera.

MB: En principio sí. El 'target' inicial que tenemos nosotros es de 13 a 35 años. Pero para el otro 'target', de 35 en adelante, tenemos un programa de late night con Diego Reinhold que va a tener invitados muy conocidos, y que ese público lo conoce. Esperamos que aunque a los más grandes les cueste al comienzo bajar la aplicación o meterse a verlo en la computadora, su hijo le diga "pa, vení que esto está bueno".

T: ¿Ven TV los adolescentes?

MB: No, no ven tele. Para el que tiene un televisor inteligente, como mucho sirve para ver YouTube. Hoy se trata de cuántos seguidores tenés, cuántos "me gusta". Y eso en la televisión hoy no está; no dejan ser protagonista al espectador, y las redes sí. Por eso decidimos incluir historias para que la gente también sea protagonista adentro de la aplicación: vamos a hacer unas historias que se van a llamar "15 segundos de fama", en las que demuestren algo que saben a hacer y lo pueda ver todo el mundo.

T: ¿Cómo imaginás el futuro de la TV?

MB: El público está obligando a los productores y a la televisión a cambiar ciertos contenidos. La idea es que, como cuando salís de ver una película del cine y te vas comentando las emociones que te causó, la televisión también pueda dejar un shock emocional. Desde lo tecnológico, diría que el que no invierte hoy en día se va a quedar atrás. No es sólo tener figuras famosas, sino tener un buen contenido. Las redes están mandando, nos están diciendo cuál es el lenguaje. El problema es tecnológico y generacional. (Télam)