espectaculos

Oscar Giunta salda deuda con el público con la postergada presentación de su disco

Por Agencia Télam

07-08-2020 02:00

Tras la postergación para mayo del año próximo de la presentación oficial en el Teatro Colón, el Oscar Giunta Supertrío!, formación encabezada por el prestigioso baterista, mostrará mañana a las 22.30 el material de su disco debut, "Apaláp!", en el ciclo "Jazz Online" que transmite shows por streaming en vivo, desde Borges 1975, del barrio porteño de Palermo, y a través de la plataforma TicketHoy.

"Esto fue un gran cachetazo del que todavía no nos despertamos. Tuvimos que postergar la presentación en el Colón y una gira por varios puntos del país. Fue un golpazo en lo anímico y también tiene un impacto en lo económico y laboral. Pero se fueron perfilando algunas opciones como este ciclo, por eso no dudé un segundo cuando me ofrecieron participar. Es saldar una deuda con el público y con nosotros mismos", dijo el músico a Télam.

De esta manera, el baterista, junto al combo que completan el pianista Hernán Jacinto y el contrabajista Flavio Romero, retomará el impulso inicial del año pasado, cuando tuvo la posibilidad de presentar de manera "piloto" su disco en el Teatro Roma, de Avellaneda, como antesala del postergado concierto oficial en el Teatro Colón.

La vuelta a la actividad para la formación continuará en noviembre con su presencia en el Hildener Jazztage, un importante festival que se realiza en la ciudad alemana de Hilden, trasmitido por la radio y televisión estatal de ese país, y que será grabada para un disco en vivo.

Mientras tanto, este sábado estará la posibilidad de disfrutar del soberbio trabajo registrado en Nueva York, que refleja el buen momento y la madurez alcanzada por el Oscar Giunta Supertrío!, a través de cuatro composiciones del baterista, una de Jacinto, una versión del tango "Sus ojos se cerraron", de Carlos Gardel; y una particular lectura del clásico "Black Hole Sun", de la banda grunge Soundgarden.

"Es importante que la música de ese disco se cristalice finalmente por la vía que sea. Lo que va a ocurrir este sábado es para mí espiritualmente una ocasión muy especial porque supone la posibilidad de interactuar con el público, a distancia pero en tiempo real", puntualizó Giunta.

En diálogo con esta agencia, el baterista reflexionó sobre la nueva experiencia de tocar música en vivo para un público virtual y ofreció algunas precisiones sobre aquellas características que hacen de "Apaláp!" un álbum contundente, plagado de libertades interpretativas que permiten tomar vuelo a cada uno de los músicos que, sin embargo, resaltan los aspectos melódicos de cada pieza.


Télam: ¿Cómo resulta para un músico de jazz, que suele retroalimentar su performance con la reacción del público en vivo, el hecho de tocar en un show por streaming? ¿Se vive como algo imposible de reeditar de otra manera o lo libera de la tensión que supone la mirada del otro?.

Oscar Giunta: Eso está teñido por la personalidad del que toca. Bill Evans, por ejemplo, solía decir que prefería tocar en lugares en donde la gente hacía ruido, comía, porque se sentía menos observado y tocaba más libremente. Eso era por su personalidad tímida e introspectiva, pero claramente al músico le gusta tocar e interactuar con su público. Pero este es un momento histórico y el contexto revalida este formato como posibilidad de tomar contacto con el público. Nosotros grabamos el disco en una situación similar, es decir, tocando en vivo, cada uno en su cubículo, pero sin sobregrabaciones, en tiempo real. Hay similitudes con esta nueva modalidad.

T: Yendo concretamente al disco, respecto de los temas de su autoría, ¿los pensó en función de este formato de trío o tuvo que adaptarlos?.

OG: Fue un proceso de ocho años y en ese tiempo pasaron muchas cosas. El trío maduró notablemente y empecé a pensar un poco en relación al audio de la formación y los músicos con los que estaba tocando. Empecé a pensar con ese chip. En el caso del tema "E.C.T.", había sido pensado para una formación de quinteto que tuve antes y tuve que aggionarlo. NI hablar de las versiones. Pero respecto de mis propias composiciones, hace ya tiempo largo que vengo tocando con estos músicos en trío, así que ya las pienso así. Hemos encontrado con el tiempo una buena forma de formular la música del supertrío y generar una simbiosis entre nosotros. Eso ocurre en el momento en que uno siente que ha trabajado mucho con un grupo de personas.

T: Más allá del factor común que supone el carácter que le da el grupo a cada interpretación, ¿dónde sintió que podían convivir Gardel con Soundgarden?.

OG: Ese es un poco el 'leitmotiv' del supertrío. La situación de que no haya mayor prurito a la hora de incluir músicas y que todo esté ceñido al hecho de encontrar buenas melodías y buenas armonías. Eso lo encontrás en todos los géneros. La idea es ir al rescate de las grandes armonías y melodías, más allá de los géneros, que no sea esa una traba o un distanciador. Esas grandes melodías permiten siempre grandes relecturas. Soy un fan de las canciones. Las últimas generaciones del jazz están un poco revalorizando eso, como ocurre con Brad Mehldau y su relectura de Radiohead.

T: La versión de "Sus ojos se cerraron" tiene un marcado aire de candombe. ¿Fue algo deliberado como para rescatar la raíz negra que existe en el tango?.

OG: Quizás. Hace un tiempo que toco el tambor de la batería con la mano. Ese riff de contrabajo y piano tenía una cosa tribal que me llevaba para ese lado y, finalmente, terminó en una cuestión media candombera. Soy un fan del candombe. Toqué con (Rubén) Rada y si algo de eso quedó plasmado, es un orgullo. Es una de las músicas más elevadas que tenemos en esta región.

(Télam)