espectaculos

Nayla Pose: Desde hace 16 siglos el teatro siempre se las ingenia para encontrar un camino

Por Agencia Télam

17-10-2020 02:15

Nayla Pose, directora de "La pasión según Teresa Von Hauptbahof", pieza de Cristian Palacios protagonizada por Leonor Manso y Paloma Contreras, resaltó que "desde hace 16 siglos el teatro siempre se las ingenia para encontrar un camino".

La directora teatral filmó ayer la puesta en escena de esa obra bajo un estricto protocolo sanitario por la pandemia de coronavirus en el marco del concurso federal Nuestro Teatro organizado por el Teatro Nacional Cervantes.

"El Cervantes está enmarcando un trabajo de investigación en pandemia y me resulta fascinante como documento en relación a esos dieciséis siglos de historia del teatro y las posibilidades que va encontrando", dijo Pose a Télam, poco antes de la primera (y última) función de la pieza que fue grabada ayer a cuatro cámaras en la sala María Guerrero.

Y dentro de esta experiencia disruptiva, Pose contó que en uno de los 10 ensayos alguien del elenco le tomó una foto en la que la ve mirando una escena parada en la inmensidad de la sala: "En ese momento yo también pensaba que en todo esto, en que se está escribiendo testimonio de esto que pasa, porque es la primera vez en la historia que algo detiene tan fuertemente la potencia de la historia del teatro en nuestro país".

"Y volver fue fuerte. Había un deseo, un hambre tremenda y el primer día estábamos todes entrando al teatro entre la risa y una emoción muy extrema", detalló.

"La pasión según Teresa Von Hauptbahof" es la quinta de las 21 obras seleccionadas en el marco del concurso federal Nuestro Teatro impulsado por el Cervantes, que se ensayó, montó y filmó con una dotación mínima de personal bajo estrictos protocolos sanitarios.

Escrita por Cristian Palacios y protagonizada por Anabella Bacigalupo, Julián Cabrera, Ernesto Claudio, Paloma Contreras, Carlos Defeo y Leonor Manso, la pieza grabada ayer en la sala María Guerrero cuenta la historia de Teresa von Hauptbanhof y su madre, la Baronesa Catalina de Aries, que aguardan en una cabaña en los alpes la llegada del temible conde Rudolf Ferenczy a quien la joven ha sido prometida.

En el interín reciben una inesperada visita que acaso podrá revertir el tremendo y morboso destino que les aguarda. La pieza cuenta con música de Christian Basso y Valentín Basso Katz, diseño de iluminación de David Seldes, vestuario de Belén Parra y escenografía de Paola Delgado.

"Es una obra clásica que dialoga con la ficción y la realidad; que está intervenida por situaciones extraordinarias y que va mutando de género", agregó Pose directora en El Brío Teatro, actriz y docente que, consultada sobre la dificultad de dirigir una obra cruzada por un protocolo sanitario, remarcó que "el teatro siempre tiene algo por descubrir y la necesidad de supervivencia te invita a investigar, a traducir lo que querés contar de una manera posible", dijo.

"Lo más complejo -agregó- será no estar latiendo con el público, sentir las risas, los silencios. Pero hay tanto deseo, tantas ganas de encontrarse, de ensayar, que confió en que algo de eso se va a traducir en la cámara y le va a llegar al espectador".

Para Paloma Contreras, en cambio, lo más extraño será "hacer una sola función y después no poder ir a comer juntos o abrazarnos".

"Lo más raro es que sea debut y despedida, que lo vamos a hacer una vez y no lo vamos a hacer más y en poco tiempo vamos a extrañar esta rutina de venir al teatro, de laburar básicamente y sentirnos útiles y esenciales", agregó.

"Volver al teatro fue un renacer", sentenció la actriz que el 17 de julio tenía planeado debutar como directora y dramaturga con su obra "Wellness".

"Más allá de que el trabajo y el aspecto económico son importantísimos hay algo de todo esto que tiene que ver con la identidad de ser actriz", añadió.

Respecto a la experiencia de ensayar con directivas de contacto y distanciamiento muy estrictas, admitió que "resultó menos chocante de lo que había imaginado".

"Por otro lado, Leonor y yo somos madre e hija en la vida real también, así que tenemos firmado un permiso por convivientes que nos permite tener un contacto pre-pandémico sobre el escenario entre nosotras", abundó.

Pero, además, en consonancia con Pose rescató la riqueza de "elaborar materiales con condiciones que inviten a generar cuestiones creativas". Además, sostuvo, "más allá del formato en el que se difundan las obras, la posibilidad de recuperar el teatro, volver a las salas, permite sacar un poco la cabeza afuera y respirar porque sigue muy negro el panorama para nuestro sector".

"Históricamente el teatro se ha hecho eco de todos los cambios que fue atravesando la humanidad y esta no sería la excepción", concluyó.

Las grabaciones del concurso comenzaron el pasado 27 de septiembre con "Civilización" escrita por Mariano Saba con dirección de Lorena Vega e interpretada por Julieta Brito, Andrea Nussembaum, María Inés Sancerni, Mariano Sayavedra y Gonzalo Urtizberea.

Luego fue el turno de "Asteroide. Fin de un mundo imposible" escrita por María Zubiri y dirigida por Cecilia Meijide, con Carlos Belloso, Eugenia Guerty, Julián Larquier Tellarini, Luis Machín y Camila Peralta; seguida por "Al hueso" de Santiago Dejesus y dirigida por Pompeyo Audivert, con Julieta Carrera, Claudio Da Passano y Malena Solda.

La cuarta pieza fue "El derecho de las cosas" escrita por Guillermo Arengo y dirigida por Analía Couceyro, con Daniel Fanego y Camila Santini. (Télam)