espectaculos

Maslíah: El arte modifica lo simbólico y la sensibilidad de la gente

Por Agencia Télam

15-01-2020 12:00

El uruguayo Leo Maslíah, personalísima figura de las artes, quien retomará el fin de semana su fecundo lazo con el público argentino con un par de conciertos de piano solo, defendió la injerencia artística en el andar del mundo “porque modifica el repertorio simbólico y la sensibilidad de la gente”.

“El arte incide, modifica el repertorio simbólico y la sensibilidad de la gente, ya sea ampliándolos o restringiéndolos, despertándolos o anestesiándolos”, formuló Maslíah a Télam al responder un cuestionario a través del correo electrónico.

El músico, escritor y dramaturgo, de 65 años, ostenta una vasta obra con unos 45 álbumes, alrededor de 40 libros y varias obras de teatro que además lo colocaron en los roles de intérprete y director.

Sobre ese universo expresivo es autor de canciones cargadas de crítica ironía como “Ninguna calle”, “Agua podrida” o “Zanguango”, de la bellísima y muy versionada “Biromes y servilletas” y de abundante obra paródica generada para erosionar el impacto de temáticas de moda.

Pero, además, creó música de cámara para diferentes grupos de instrumentos, dos conciertos para piano y orquesta, uno para guitarra y cuerdas, uno para vibráfono, dos marimbas y cuerdas y obras sinfónicas como el ballet “El Esplendor del 900” y la ópera “Maldoror”, basada en “Los Cantos de Maldoror”, de Isidore Ducasse, que fue representada bajo su régie en el Teatro Colón en junio del 2003.

Pese a semejante arsenal estético y apelando a su filosa pluma, aseguró que “no imagino nada en cuanto a la incidencia particular de mi trabajo, que seguramente es como la del comportamiento de una molécula individual sobre la dirección de un viento”.

Maslíah volverá a Buenos Aires para presentarse el sábado 18 y el domingo 19, en ambas noches desde las 21, en Café Vinilo (Gorriti 3780) y como otra estación del ciclo "Verano en Canción" que inauguró su compatriota Fernando Cabrera y hasta fin de mes animarán Paula Maffia, Sofía Viola, Santi Martínez, Clara Cantore, Cata Raybaud, Georgina Hassan y las duplas Lebrero-Grandone, Moguilevsky–Espósito, Dacal-Grinjot y Mocchi-De Palma.

“Ofrecer estos recitales de piano solo significa que lo único que suena es el piano. Por lo menos, lo único que suena de modo premeditado y con intenciones musicales (o sea, excluyendo las eventuales toses, la eventual caída de un vaso, las palabras de presentación, etcétera)”, comentó sobre el repertorio que incluye obras propias y de autores uruguayos e internacionales.

Parte de este repertorio fue presentado en el XXXV Festival internacional de piano de la UIS (Santander, Colombia) y otros festivales en Córdoba, Rosario y Montevideo.

Télam: Además de su par de recientes álbumes ligados a ese mundo sonoro como son “Cine mudo” y “Leo Maslíah toca Bach” ¿Qué otras obras estarán presentes en esta serie de conciertos en la Argentina?

Leo Maslíah: Voy a tocar cosas de esos discos y otras que vine grabando desde los años 80, y también material no grabado.

T: En relación a su obra y a sus intereses estéticos ¿Qué cosas potencia y cuáles resigna al momento de abocarse exclusivamente al piano?

LM: No diría que se trata de potenciar o resignar. Es el repertorio que

tengo en este momento.

T: ¿Fantasea acerca de si preferiría ser recordado como músico,

escritor o como el artista integral que es?

LM: Artista integral no soy pero las otras que decís no son las únicas

opciones, yo hago otras cosas también. Y también está la opción de no ser

recordado por nada. Hay que poner todas las opciones para no sesgar las respuestas.

T: ¿En qué trabaja actualmente?

LM: Estoy terminando de grabar en Montevideo un disco a trío con el

baterista Tato Bolognini y el bajista Marco Messina que probablemente se edite en Argentina dentro de poco. También estuve preparando lo que voy a tocar en marzo en Paraná con la Orquesta Sinfónica de Entre Ríos. (Télam)