espectaculos

Malosetti: “No toco para los músicos o entendidos, sino para sus mamás y sus hijos”

Por Agencia Télam

30-12-2019 11:00

El músico Javier Malosetti dio a conocer “Mapa”, segundo anticipo de su próximo disco “Malosetti & La Colonia”, una inusual composición dentro de su habitual repertorio, por su formato de canción, a partir de la cual construye una suerte de puente entre el jazz fusión y la música popular.

Se trata de una breve pieza de corte romántico en la que artista se hizo cargo de todos los instrumentos, además de ponerle voz; que se suma a “Cleanie”, el primer corte que transita lenguajes más comunes en este músico.

“A mí lo que más me hinchó de la actitud reinante en los artistas de jazz es hacer las cosas realmente difíciles para sorprender. Eso no está mal, el tema es que a veces deja al público con la sensación de no haber entendido lo que pasó, que no se pudo enganchar”, explicó Malosetti a Télam.

Y amplió: “El jazz en su sofisticación se ha ido quedando un poco solo. Hay una cosa onanista. A mí me gusta el ritmo y la melodía. Yo no toco para los músicos o los entendidos, sino para las mamás y los hijos de ellos. Para alguien que le cope la música”.

Más allá de la particularidad de “Mapa”, el músico aclaró que el resto del disco, que saldrá a la venta en marzo, está integrado por temas más ligados al estilo por el que se lo reconoce, es decir composiciones instrumentales con elementos característicos de la música negra.

Será el primer registro del trío que completan el baterista Tomás Sainz y el tecladista Milton Amadeo, que nació como un proyecto alternativo bajo el nombre La Colonia de Vacaciones, y se terminó constituyendo en su banda estable.

Mientras espera la salida para febrero del tercer y último anticipo, antes del lanzamiento del disco completo en marzo, Malosetti conversó con esta agencia sobre el espíritu de “Mapa” y el concepto que atraviesa el primer álbum que editará junto a La Colonia.

Télam: ¿Cómo aparece una composición como “Mapa” en su mundo musical?

Javier Malosetti: Es una canción muy especial y bastante distanciada estilísticamente del resto del disco, que tiene más que ver con “Cleanie”, el primer adelanto. Está canción la grabé y la lancé como anticipo más que nada de manija. Ocupa el última lugar en el disco y está un poco más separada del resto, como un regalito. El que no me conoce puede pensar que todo el disco va por ahí, pero no es así, son cosas más ligadas al jazz, o a la fusión mejor dicho. No es la primera vez que escribo un tema así, pero sí es la primera vez que lo doy a conocer.

T: ¿Sentía pudor en mostrar este tipo de composiciones?

JM: No, en realidad es que soy un músico de otra extracción. En mi casa se escuchaba jazz, música clásica, y la canción vino por el lado de los amigos, el colegio, Los Beatles, Almendra, Manal, Vox Dei, todas esas bandas que en su yeite rockero tenían el formato cancionero. Así que estoy familiarizado tanto con la estructrura como con el estilo canción, pero en mí siempre se priorizó sólo la cuestión instrumental. No es que haya militado eso, sino que se dio así en mis formaciones. Estuve ligado a la canción cuando trabajé con otros artistas, como el caso de Luis Alberto Spinetta o Rubén Rada.

T: ¿Cree que esta canción permitirá enlazar de manera más visible estos dos mundos en los que se mueve?

JM: Puede ocurrir en gente que no me conozca tanto y lo haga a partir de esta canción, pero el que me conoce sabe que me gusta participar de cosas muy disímiles. Esto puede ser visto como un divertimento dentro del “zappineo” de vida en el que vengo, que incluye a Pappo, Dino Saluzzi, Spinetta, Rubén Juárez, la camada de músicos de jazz que tocaban con mi viejo o la música brasileña que tocaba en boliches cuando era joven. Cuando era joven y rockeaba, pensaba que el jazz estaba lejos, pero ha sabido colarse en mi inconsciente y es el lenguaje que busco en todas las músicas y que intento plasmas en la mía. El que me convoca para tocar sabe que alguna armonía de blues o jazz va a aparecer. Me gusta darle esa mirada.

T: A veces da la impresión que el rock irrumpe para recordarle al jazz su origen popular. ¿Cree que el rock cumple el mismo fin en su caso?

JM: Sí, completamente. El rock y todo en general porque, insisto, participé en eventos musicales de distintos mundos y me gusta tocar todo. Me gusta mucho Hugo Fattoruso, por ejemplo. ¿Qué música hace? ¿Candombe? Le cortamos el alcance.

T: De cualquier manera, sus composiciones, incluso las más jazzeras, tienen un componente melódico muy marcado. ¿No le parece que “Mapa” va en sentido de una manera más despojada?

JM: Exacto, va más al núcleo. Es así y me alegra que se note porque es lo buscado. (Télam)