espectaculos

Llega la fantástica y distópica Devoto, la invasión silenciosa, gratis, a Cine.ar

Por Agencia Télam

06-05-2020 01:30

"Devoto, la invasión silenciosa", de Martín Basterretche, pone en la pantalla de estrenos de Cine.ar y Cine.ar Play una historia distópica y apocalíptica, que dialoga con el cine fantástico y con clásicos nacionales e internacionales.

"El futuro es casi el presente y a partir de eso se construye 'el mundo' de la película. El coronavirus ayuda a explicarme mejor: el futuro es algo que llega muy de golpe en pleno presente. Otro desafío fue hacerlo en Argentina. Esta película tiene uno o dos elementos de ciencia ficción -un género ausente en nuestro país-, pero yo prefiero hablar de género fantástico", dijo el realizador a Télam.

Su guionista, Fernando Regueira, explicó que "esta película surge como un desafío de cumplir un sueño".

"Con Martín trabajamos juntos muchos años como guionistas, no solo haciendo 'Mosca & Smith', sino en varias películas y series que nunca se llegaron a filmar. Varias de ellas, las más personales, eran para que las dirigiera él. Después de años de trabajar cada uno por su lado volvimos a juntarnos con la idea de por fin hacer esa prometida película juntos. Es de alguna manera el triunfo de la perseverancia y el amor al cine", aclaró Regueira.

La historia presenta a cinco personas que se despiertan aturdidos en lo que pareciera ser una fábrica. Sin conocerse, y como era de esperar, en un principio desconfían unos de otros, pero con el correr del encierro, se dan cuenta de que la única forma de poder salir de allí es si están unidos.

Mientras debaten sobre si confiar o no uno de otro, deben enfrentar la aparición de unos alienígenas "con aspecto de David Bowie", como dice uno de los personajes, que preparan un plan macabro contra la humanidad y contra los que deben luchar.

"'Devoto' -dijo Reguerira- conversa más con la tradición del fantástico argentino que con el género distópico. El ejemplo más obvio es de 'Invasión', la película de Hugo Santiago, que escribieron Borges y Bioy Cásares. De algún modo, de ese filme, pasada por el tamiz del cine fantástico de John Carpenter".

Télam: La pandemia trajo un presente distópico. ¿Cómo impacta en su trabajo?

Fernando Regueira: Lo bueno de mi oficio es que el corazón de la tarea, que es sentarse a imaginar y escribir, no fue afectado, y veo que muchos colegas no se detuvieron. Por lo demás sigo con los trabajos que tengo entre manos, que son bastantes, y sobre todo aprovechando para hablar con productores y directores que usualmente son bastante difíciles de encontrar.

Martín Basterretche: Hablando de futuros muy cercanos, eso ya ocurrió. En febrero rodamos mi nueva película "El último zombi". Terminamos veinte días antes de que se declare la cuarentena. Los parecidos de "El último zombi" con la pandemia son sorprendentes. Contagio universal, virus, infectólogos, cuarentena, sangre. De algún modo, sin proponérnoslo, ya hicimos la película sobre el coronavirus. Ahora solo me queda esperar que se hagan docenas de películas iguales (risas).

T: Hay una visión positiva con la unión de los seres humanos, pero también hay una visión crítica cuando un personaje le pregunta a otro si es humano, y éste le responde: "¿Es pregunta o insulto?".

MB: Sí, existe ese contraste en la película. La idea de que el invasor nos vería como lagartos horribles y malolientes, exactamente igual a como las películas dicen que nosotros los vemos a ellos. Pero sin dudas lo importante es lo primero que mencionás: personas muy diferentes entre sí, que se juntan en pos de un bien común y superador inclusive de ellos mismos.

T: Martín, hay un link con tu película anterior sobre alguien observando, ¿no? En el caso de "Punto Ciego" es muy claro. En este, tenemos a La Lancera filmando escondida y al rebelde que observa a los elegidos desde una sala.

MB: El cine siempre es espiar vidas ajenas. Siempre es mirar desde lejos, usar binoculares, quedarse junto a una puerta entreabierta por la que no te dejan pasar. Creo que lo que hay en común entre estas historias y otras que hago es el secreto. Es acercar la cámara a algo de lo que la mayoría, en el sentido de comunidad uniforme e indefinida, no se percata. Me gusta el secreto, vivimos en una época en la que nos machacan con que desapareció, igual que la intimidad. La verdad es que no ha desaparecido. Que dudes sobre su existencia es justamente una cualidad del secreto. Las historias de secretos siempre tienen algo sublime. La tragedia que más incide en el mundo y en uno es aquella de la que no te enteraste. (Télam)