espectaculos

Lin-Manuel Miranda: El arte puede ofrecer cosas que la política nunca conseguirá

Por Agencia Télam

14-11-2020 01:00

El polifacético artista estadounidense Lin-Manuel Miranda, uno de los protagonistas de la segunda temporada de la serie de fantasía “His Dark Materials” que estrenará este lunes a las 23 por HBO, afirmó que consideraba que “el arte puede ofrecer cosas que la política nunca conseguirá”.

“Hay formas en las que el arte puede cambiar quienes somos, nuestra perspectiva sobre el mundo”, dijo con convicción en charla con Télam.

Actor, cantante, rapero, compositor, productor, director y dramaturgo; el artista neoyorquino de raíces puertorriqueñas pone en práctica lo que predica y demuestra hace años que casi no hay faceta del “show business” que no le interese.

Y que no domine, si de algo sirven como muestra su colección de premios Pullitzer, Tony, Grammy y Emmy; apenas le falta el Oscar, al que ya estuvo nominado como compositor de la música de “Moana” (2016).

Los musicales que creó y protagonizó (“In the Heights” y “Hamilton”) revolucionaron Broadway y le abren cada vez más puertas, también fuera del ámbito del baile y el canto.

En “His Dark Materials” le toca interpretar el rol de Lee Scoresby, un aeronauta solitario que decide acompañar en sus peligrosas aventuras a la heroína de la historia, la preadolescente Lyra Bellacqua (Dafne Keen).

La trama de la serie está basada en la trilogía de libros del escritor inglés Philip Pullman, editados en español como “La materia oscura”, que si bien fue etiquetada a menudo como “literatura juvenil” ha sido elogiada por sus alegorías sobre temas como la filosofía, la metafísica o la ciencia.

La historia sigue a Lyra en un mundo gobernado por una dictatorial élite teocrática en el que cada humano tiene una criatura parlanchina con forma de algún animal llamada “deamon”, que funciona como una representación física del alma.

Abandonada por sus padres desde niña, Lyra se embarca en un viaje por diferentes universos paralelos repletos de seres extraordinarios como brujas y osos polares con armadura, secretos y un complot que involucra a niños robados.

En la segunda temporada, Lyra sigue a su padre, Lord Asriel (James McAvoy) hacia un nuevo universo, donde conoce a Will (Amir Wilson), quien también busca respuestas sobre su pasado.


Télam: En la primera temporada Lee era una suerte de aventurero intrépido que no quería tomar parte en la guerra que se estaba gestando. ¿Qué es lo que pasó para que cambiara de opinión?

Lin-Manuel Miranda: Creo que de muchas maneras el viaje personal de Lee continúa y se profundiza. Es un personaje que cuando lo conocemos anda siempre por la suya con su propio ‘deamonÂ’ viajando en su globo y aun cuando en esta nueva temporada está distanciado físicamente de Lyra, va a ir a los confines del mundo por ella, y cuando eso no es suficiente va a otros mundos. Sabe que su propio padre no hace estas cosas, y asume de alguna manera ese rol, está dispuesto a ir hasta esos extremos por ella y para mantenerla a salvo.


T: Series y películas de fantasía como esta son a menudo vehículos para tratar los grandes temas. ¿Cuál es el tema real de “His Dark Materials”?

LMM: Creo que uno de los temas más grandes es el de la libertad versus la opresión. Es un tema tan viejo como el tiempo, y tristemente es siempre actual. Además, por supuesto, algo que atraviesa a toda la serie es que es una historia de ‘coming-of-ageÂ’ (historia de iniciación o aprendizaje) para Lyra, de pérdida de la inocencia en camino a la madurez.


T: Hay momentos de crudeza, de crueldad incluso. ¿Creés que es más chocante para la audiencia adulta que para los jóvenes?

LMM: Totalmente. Creo que parte de crecer es justamente ver cómo se caen los velos que cubren la mirada, ver cuánta crueldad hay en el mundo. Lo que hace tan singular a Lyra y el viaje que emprende es que fue criada por dos padres que están dispuestos a sacrificar todo para su propio beneficio, y sin embargo ella está siempre dispuesta a hacer todo por los demás, siempre hace lo posible por cuidar a quienes ama. En su trayectoria hay un altruismo y una bondad esenciales.


T: ¿La cultura que se genera a través de la literatura, el cine o las series puede ayudar a cambiar a la gente? ¿A ser más conscientes y evitar cometer siempre los mismos erorres?

LMM: Creo que el arte puede ofrecer cosas que la política nunca conseguirá, porque cuando un creador te lleva en un viaje y vivís algo de la vida en los zapatos de otros es difícil volver a la realidad. Baja tus defensas. Los temas de los libros de Pullman van a ser siempre actuales, porque siempre va a haber fuerzas de opresión, de liberación, habrá gente que no quiera que trascienda información porque interfiere en la forma en que ve el mundo. Tristemente esa historia no es nueva.


T: Esta es una serie con un conflicto fuerte sobre la moral, y el mejor ejemplo es el personaje de Lord Asriel, que es capaz de hacer cosas terribles por un fin loable. ¿Cómo encaraste esta ambigüedad moral en el caso de tu personaje?

LMM: Creo que todo nos lleva a esa oposición entre “grandeza versus bondad”. Lord Asriel hace cosas terribles en busca de la grandeza. Su ambición es literalmente más grande que el universo en el que nació y no se frena ni siquiera a la hora de sacrificar una vida o muchas. No creo que Lee sea de las mismas características, creo que lo ve es una bondad inherente en esta jovencita que nació de padres muy ambiciosos, a veces crueles. Él va a hacer lo que haga falta para protegerla, para estar de su lado; ha vivido cosas muy difíciles de chico y cuando ve todo eso en ella se lanza a ayudarla.


T: ¿Cuánto se resignifica el rol de una serie como esta, entretenida y que lleva al espectador a un mundo de fantasía, en un año como este?

LMM: Ya sea sin los libros, la TV que estuvimos maratoneando, las películas o el teatro virtual que estuvimos viendo, es imposible imaginar esta pandemia sin arte en nuestras vidas. (Télam)