espectaculos

Las uruguayas Mocch y de Palma llegan como hermanas de la música

Por Agencia Télam

20-01-2020 04:00

Las cantautoras uruguayas Luiciana Mocchi y Papina de Palma, dos jóvenes exponentes de la canción orillera e independiente que trascienden las fronteras de su país y se consideran “hermanas de la música”, compartirán un show íntimo el próximo sábado a las 21 en el Café Vinilo, acompañadas por el pianista Luis Volcoff.

Si bien sus voces son muy diferentes, son muchos los puntos común que existen entre ambas, empezando por su forma genuina de hacer canciones.

Se conocieron a través de las redes sociales, ambas tienen 29 años y cultivan una amistad desde hace años que se refleja en una admiración mutua.

Luego de varias colaboraciones y presentaciones juntas, vuelven a la ciudad de Buenos Aires para cantar temas a dúo y en forma solista.

Se trata del cierre de una gira que también las llevó a tocar en Rosario, San Nicolás y Mercedes.

“Lo que tenemos en común es muchísimo, pero creo que algo que nos conecta pila es que decidimos dedicarnos a esto, y lo hicimos, lo estamos haciendo, porque no podríamos hacer otra cosa, y eso es lo que también hace más genuino el mensaje”, expresó en charla con Télam Luciana Mocchi, quien tocó en Estados Unidos y Brasil en diferentes formaciones.

En ese sentido, Papina de Palma, quien canta en la murga uruguaya Falta y Resto agregó a esta agencia: “Nos divierte mucho compartir. A mí particularmente me gusta mucho lo que pasa con nuestras voces cuando se unen. Creo que tenemos algunas coincidencias estéticas pero me parece que donde más coincidimos es en la intención de hablar desde el corazón siempre, de que prime la honestidad”.

Papina de Palma se crió en Montevideo y vivió su adolescencia entre Madrid y Bogotá, A los 19 años decidió volver a Uruguay y empezó a estudiar Ingeniería Audiovisual, carrera que dejó para dedicarse íntegramente a escribir y cantar sus propias canciones.

Con dos discos editados -”La velocidad del paisaje” (2013) y “Mañana será otro disco” (2016)-, Mocchi es prolífica y en su canciones cuenta historias urbanas. Fue telonera de Paul McCartney en el concierto que dio en Uruguay en el 2014, algo que marcó un antes y un después en su carrera.

La reunión de Mocchi-De Palma en la sala sita en Gorriti 3780 será parte del ciclo "Verano en Canción" Sofía Viola, Santi Martínez, Clara Cantore, Cata Raybaud, Georgina Hassan y las duplas Lebrero-Grandone, Moguilevsky–Espósito y Dacal-Grinjot.

Télam: ¿Cómo describirían el espectáculo que van a presentar?

Papina de Palma: Deseo que conmueva y haga reír. Nos divertimos mucho tocando juntas. Habrá momentos de cantar a dúo y otros de hacer nuestro repertorio habitual.

Luciana Mocchi; Cantaremos algunas canciones a dúo, y es posible que haya invitades, pero dejemos lugar a la sorpresa y a la desestructura. El clima y la interacción será íntima, eso es seguro.

T: Ambas son jóvenes y talentosas cantautoras ¿Se puede decir que entre ustedes existe una admiración mutua?

PP: Admiro mucho a Mocchi. Me gustan mucho sus canciones y su forma de cantar y además es una persona que muy frecuentemente me pone en jaque, me cuestiona y eso me gusta, me nutre. Siempre me dice cuando ve que estoy patinando y habitualmente tiene razón. La admiro musicalmente y por su compromiso político, porque tiene la militancia en la voz pero también en el cuerpo.

LM: Yo me considero más una poeta que canta que una joven y talentosa cantautora. Hago canciones, las canto y las toco y gracias a eso ando por el mundo viviendo de esto. Creo que lo musical y lo humano son la misma cosa, porque me gustan cantautores que son su obra, si lo musical y lo humano no está emparejado, generalmente no siento atracción por la obra. En ese sentido creo que Papina es una cantautora honesta, transparente y sólida, y eso es lo que admiro de ella, que la misma conversación que podemos tener tomando mate en la cocina, puede darse en escena perfectamente.

T: ¿Qué significado tiene tocar en Argentina y particularmente en este ciclo?

PP: Siempre es re lindo ir a tocar a Argentina. Para mí es muy especial poder viajar con Mocchi porque fue gracias a una iniciativa suya que crucé por primera vez y eso después decantó en que terminara grabando mi disco -”Instantes Decisivos” (2016)- allá. Luego de eso estuve viviendo un año y medio en el oeste de Buenos Aires. Fue tremendamente inspirador vivir allá, conocí a muchas personas con las que sigo compartiendo música y abrazos y además fue la primera casa que elegí, el primer lugar al que decidí mudarme yo sola. Ir para allá se siente un poco como ir a casa, y poder hacerlo con un show compartido con Mocchi, más.

LM: Con los años Café Vinilo se ha transformado en mi casa, primero yendo a ver shows y pensando en tocar en algún momento allí, y unos años más tarde llevando mis canciones. Es un escenario genial, donde siempre me tratan muy bien personalmente y también a nivel técnico. Ahí mismo hace tres años conocí a Luis Volcoff, el pianista que me acompaña en todas, lo cual hace la fecha más emotiva.

T: ¿Cómo sigue este año para cada? ¿Cómo describirían su presente musical musical?

PP: Después de esta gira con Mocchi, que termina en Café Vinilo, viajo sola a la Patagonia por primera vez donde tengo algunas fechas, entre ellas el festival Mujeres a la Patagonia, en Bariloche. Eso me entusiasma mucho, siempre está buenísimo llevar las canciones a lugares nuevos y además el Sur de Argentina me seduce por sus paisajes y su cultura. Estoy trabajando para que sea un año de viajar a lugares nuevos y también de refrescar el repertorio. Ya estamos grabando algunas canciones nuevas con Juanito el Cantor.

LM: Con Luis Volcoff en febrero vamos a participar de la segunda edición de Isoca Festival, organizado por El Plan de la Mariposa, y en esa gira vuelvo a Tandil y a Mar del Plata. Seguramente volvamos a ir a España y me gustaría tocar más en Uruguay este año. (Télam)