espectaculos

Larcher y Beeuwsaert muestran El viaje de un encuentro sonoro con Spinetta como faro

Por Agencia Télam

05-11-2020 03:00

El singular dúo que hace casi dos años sostienen la intérprete Nadia Larcher y el pianista Andrés Beeuwsaert animará mañana dentro del "Ciclo Trincheras", desde el Cultural Morán, un recital por streaming en una experiencia que para la vocalista conlleva "comprender este tiempo nuevo y estas nuevas herramientas para poder también discutirlas".

"El streaming nos hizo tender puentes más firmes con realizadoras y realizadores y pensar también en la dimensión visual de la música. Nos ayudó a poder seguir compartiendo música en tiempo presente y acompañar a las personas en este momento", abunda Larcher en una charla con Télam.

Pero la artista oriunda de Andalgalá aclara que "hay un ida y vuelta energético en 'los vivos' que es irremplazable": "Porque la energía que se manifiesta en un concierto no solo se comparte desde el escenario, se siente en todo el espacio, se siente en los cuerpos, en las voces, en las manos, en los gritos. Es la adrenalina lo que extrañamos, la adrenalina compartida".

Beeuwsaert, su compañero en el binomio, aporta: "Particularmente me gusta mucho ver conciertos desde la compu, lo hago hace varios años, y por otro lado siento que la propuesta del dúo se adapta súper bien a este formato particular, aunque en lo personal extraño muchísimo la experiencia del vivo".

Larcher, radicada en Buenos Aires desde 2012, es una de las voces emblema de la música popular actual, una escena a la que aporta como integrante de las agrupaciones Proyecto Pato, el dúo Seraarrebol (junto a Ignacio Vidal), del ensamble Don Olimpio y del reciente proyecto Triángula.

Beeuwsaert, nacido en Olavarría en 1978, sostiene desde 1999 el terceto Aca Seca junto a Juan Quintero y Mariano "Tiki" Cantero, integra desde 2016 el grupo de Gustavo Santaolalla y en su vasto e inspirado recorrido fue parte estable de los proyectos musicales de Javier Malosetti y Pedro Aznar, entre otros.

El pianista relata que "el dúo nació de manera espontánea": "Hace mucho tiempo nos conocemos y para mí Nadia es una de las cantantes más talentosas que tenemos en nuestro país. Siento que estamos de alguna manera en una fase inicial de un recorrido que espero sea por mucho tiempo más porque hay muchas cosas en común para experimentar y aprender".

Embarcada en el formato virtual, la dupla propondrá el viernes desde las 22 "El viaje" dentro del espacio organizado por Cultural Morán y Universos Compartidos, con realización audiovisual de Josefina Chevallier y Lola Dacal, la iluminación de Facundo Estol y el sonido de Pablo Valobra y acceso por @passline_argentina ---> entradas.culturalmoran.com.

"Estuvimos trabajando mucho para este recital y quedé muy conforme con lo que logramos. Estuvo muy cuidada la puesta visual y la preproducción, algo que para mí es muy importante cuando la propuesta trasciende un show en vivo como en este caso", subraya Andrés a Télam.

Por su parte Nadia completa: "En este recital vamos a agradecer las posibilidades de viaje que nos da la música y se van a escuchar versiones de canciones de Spinetta, canciones de compositoras argentinas y música propia".


Télam: ¿Cómo fue que Spinetta se convirtió en una suerte de epicentro de este encuentro?

Nadia Larcher: Para ambos Spinetta es un faro creativo y artístico. Somos muy fanáticxs así que no dudamos un segundo en que podíamos empezar a unir nuestros mundos desde este universo al que fuimos muchas veces a aprender, disfrutar, sentir, emocionarnos, todo lo que significa Spinetta para nosotros. Hay varias versiones de distintas canciones y épocas de Spinetta. Cada vez que llegamos ahí es puro goce.

Andrés Beeuwsaert: Supongo que por ser un referente, un guía musical y espiritual muy fuerte y muy presente para nosotros. Tuve el honor de poder compartir con Luis varios encuentros desde 2001 cuando lo conocí, y para mí poder recrear su música es una manera de devolverle un poco todo el legado inmenso que nos dejó, y una manera de agradecimiento constante.

T: ¿De qué manera incorporaron obra propia a esta propuesta?

NL: Esta es una nueva etapa de nuestro trabajo. Le mostré dos canciones a Andrés y él arengó para que las hagamos. Hizo un trabajo de sonorización increíble y las sentimos listas para sumarlas al repertorio. Es una apuesta por cantar lo que viene de adentro, de un mundo nuevo para mí.

AB: Mi aporte viene por el lado de los arreglos y concepto sonoro, los arreglos, la producción. Y Nadia aportando en este concierto un par de canciones propias bellísimas. Pero siento que lo que permanece a la hora de elegir y versionar las canciones de otros autores es necesariamente poder sentirlas propias y aportarles otro sonido y un enfoque más personal.

T: ¿Darle forma a este proyecto funciona como un espacio creativo o lo imaginan como una propuesta a durar y desarrollarse?

NL: Es un espacio creativo, de indagación sonora, de búsquedas. Las propuestas artísticas tienen su vida y siempre dependen de cuánto estén dispuestos a entregar quienes la integran, al tiempo, al trabajo puesto. En este proyecto tenemos muchas ideas a futuro, así que esperamos que pueda durar y desarrollarse porque estamos construyendo un código para la creación que nos tiene muy contentxs.

AB: Las dos opciones para mí van juntas y forman parte de lo que considero tiene que estar presente en un proyecto en el que quiera participar activamente: espacio creativo y que permita crecimiento y cambios a lo largo del tiempo. (Télam)