espectaculos

La radio, una tecnología antigua puesta al servicio de la educación donde no hay acceso a internet

Por Agencia Télam

27-08-2020 03:15

En Nigeria, Nepal y Jordania miles de estudiantes sin teléfonos inteligentes ni acceso a internet aprovechan una antigua tecnología para seguir estudiando en épocas de coronavirus: la radio.

El cierre repentino de jardines de infantes, escuelas y universidades para frenar las expansión del nuevo virus es una realidad en todo el mundo pero no impacta en todos de la misma manera.

En las comunidades en las que el acceso a internet y a teléfonos inteligentes es inexistente, la falta de contacto con las instituciones educativas es un riesgo, sobre todo para las niñas.

En ciertas comunidades, no asistir al colegio ni tener una alternativa de aprendizaje se puede traducir en responsabilidades domésticas adicionales o matrimonios precoces.

Frente a este reto, la ONG Mercy Corps lanzó un programa para asegurar que miles de niñas sin acceso a la educación en línea o presencial puedan continuar estudiando durante la pandemia.

"No había forma de que hubiera podido aprender nada en este período porque nadie en mi casa tiene un teléfono inteligente que pueda usar para las clases en línea", explicó Rahina, una joven nigeriana que participa del programa.

La ONG, con sede en Estados Unidos, Escocia y Reino Unido, trabaja con niñas de comunidades marginadas para asegurarse de que terminen la escuela secundaria mediante un programa radial en el que aprenden inglés y matemáticas, entre otras materias.

Las estudiantes siguen las lecciones por radio y trabajan en sus libros, que luego son entregados a trabajadores humanitarios para ser calificados antes del próximo programa radial.

La madre de Fátima, una de las estudiantes nigerianas que accedió al programa, ve una ventaja adicional en esta forma de aprendizaje: toda la familia puede sintonizar la radio.

"No solo ha sido útil para mí, sino también para mi familia en general, mis hijos y yo nos sentamos a escuchar la radio y aprender juntos, y es divertido aprender juntos como familia", sostiene la mujer.

En Nepal, el programa apuntó a los estudiantes de décimo grado de las zonas rurales que esperaban la reapertura de las escuelas para poder rendir sus exámenes de graduación.

Laxmi, una de las estudiantes, dijo que al principio creía que los exámenes se postergarían por algunas semanas: "A medida que las semanas se convirtieron en meses, el nivel de incertidumbre creció", relató la joven.

"Las sesiones de radio ayudaron a los estudiantes a recordar lo que habían aprendido en el año académico para prepararse mejor para los exámenes", explica un informe de la ONG.

En Jordania, Mercy Corps, se asoció con Masmoo3, una empresa que produce audiolibros en árabe y mediante dicha empresa están capacitando a una docena de jóvenes de Siria y Jordania para que se conviertan en narradores de guiones de audiolibros, anuncios, doblaje de animaciones, traducción de audio y documentales.

Pero hay millones de niñas que no están yendo a la escuela, la mayoría de ellas madres adolescentes, algunas divorciadas o incluso viudas.

"La Covid-19 agrava una situación que ya es mala", alertó Sabdio Darso, oficial de proyecto en Mercy Corps, consciente de que hay mucho por hacer en esas comunidades en términos de calidad y acceso a la educación.

"Después de este período de pandemia, las estadísticas seguramente mostrarán un mayor número de deserciones escolares de las adolescentes debido a matrimonios forzados y embarazos en la adolescencia", alertó.

(Télam)