espectaculos

Killer rock de la mano de Lujuria y un pop orquestal y otoñal con José Unidos

Por Agencia Télam

30-06-2020 04:30

El killer rock del grupo argentino Lujuria que llegó a la escena californiana y el indie pop orquestado de José Unidos son las novedades discográficas de esta semana.


LUJURIA-“P$YCOST @LK3R”

El trío rockero alternativo argentino que lleva tiempo viajando entre Buenos Aires y Los Ángeles para girar por bares californianos lanza su nuevo disco que lo muestra más crecido y maduro y con canciones en inglés. El trabajo arranca con “Magia Negra” que remite a Queens of the Stone Age, con un estribillo pegadizo y con los sintetizadores envolviendo las guitarras para que no suenen tan desparejas con el Moog y las teclas aportadas por Ezequiel Araujo.

La batería de Paris Bierk abre machacante “Después de la ampolla”, mientras Matt Houdini mete un riff pegadizo para darle un groove envolvente al puente y al estribillo y Houdini mete un solo incendiario.

Lujuria se aleja del hard rock y el rock alternativo, metiéndose en aguas modernas y salvajes. “Matar al sol” arranca con un riff fiestero, pero el clima da un toque más dramático y retorcido. “Cold War” respira más lento y denso y suma el apoyo en sintetizadores de Ross Johansen, que también trabajó con Snoop Dog. “El lado oscuro de la gente” arranca con una batería bien al frente golpeada por el hijo de Sebastián Bach ex vocalista de Skid Row, mientras Houdini dispara riffs crudos de su guitarra. “Fonko Machine” mezcla el funk con un crudo rock surgido seguramente de los shows y zapadas que la banda compartió con Angelo Moore y Norwood Fisher del grupo Fishbone. El agobio de “Drama sexy” con la voz convertida en un lamento agudizado por los acordes de la guitarra gira luego hacia una balada bien guitarrera, que no pierde dramatismo, aunque sobre el final los teclados la conviertan en un soundtrack de un juego electrónico.

“Colgando con el diablo” es un rock sucio y psicótico, con las voces procesadas y un segmento bien pegadizo. “Luv I $ dead” tiene un comienzo perverso con ruidos nocturnos y urbanos con Houdini cantando al estilo Peter Murphy hasta que la guitarra irrumpe como un latigazo y la canción gana en locura y velocidad.

= = = = = = = == = =


JOSÉ UNIDOS-“5”

Nuevo trabajo de este dúo indie que se mete en un disco otoñal de un clima denso, taciturno, con un gran trabajo orquestal al estilo de los trabajos de Lee Hazlewood y Scott Walker. La primera canción “El árbol de Pera” arranca oscura y folkie, con olor a madera y la voz hecha un lamento y escondida en el fondo. A lo largo de sus siete minutos va del folk a un pop barroco y oscuro.

“La posibilidad” es folk, totalmente acústica, bien orgánica y con la voz de Lucas Colonna escondida, suave, casi como dejando las frases al caer. Con muy buenos arreglos de las cuerdas a cargo de Julián Gandara. Mientras que Matías Bollinger maneja con cuidado las campanas y pianos. “Los brindis” es más pop y recuerda a The LaÂ’s el efímero grupo británico, con una batería golpeada casi de forma atípica y con un gran y épico cierre a cargo de las cuerdas. El clima se pone grave y otoñal en “Por siempre” donde la voz de Colonna gana en dramatismo, mientras las cuerdas dan unas pinceladas de oscuridad. “A la altura de las circunstancias” es más leve, volátil, con un clima a mitad de camino entre el folk y el pop, con un estribillo romántico reforzado por las cuerdas.

“La puerta abierta” recuerda momentos de los Smiths con un final más fresco y juguetón, mientras que “Ahora iré por mí” es un lamento pop bien denso, con la voz en falsete quebrándose emocionada. (Télam)