espectaculos

Identidad testimonial, desde mañana, con público presente, en el Auditorio de Belgrano

Por Agencia Télam

12-11-2020 04:45

El director Pablo Gorlero será el encargado de reabrir la temporada teatral con público a través del show musical "Identidad testimonial: el musical le canta a la igualdad", que a partir de mañana viernes a las 20.30 y viernes subsiguientes se verá en los jardines del Auditorio de Belgrano.

Con distanciamiento social y los cuidados que se adecuen a la pandemia, podrán apreciarse pasajes famosos de obras como "Cabaret", "Hair", "Wicked", "Hairspray", "El color púrpura", "De eso no se canta", "Dear Evan Hansen", "El beso de la mujer araña", "Eva", "Hotel Oasis".

Los intérpretes serán Belén Cabrera, Agustín Iannone, David Okada Caldas, Manuela Perín, Mariano Taccagni, Belén Ucar, con coreografía de Verónica Pecollo y dirección musical de Juan Ignacio López.

"La base de este espectáculo fue 'Canciones con gracia', que hice hace algunos años en el ciclo 'Galas Musicales de Clásica y Moderna', aunque con otro elenco", apuntó Gorlero en diálogo con la Télam.

"Lo retomamos para hacer un streaming en plena pandemia y esa misma estructura, que ensayamos con todos los protocolos en tres o cuatro veces y otras tantas por Zoom, es la que se verá de manera presencial en el Auditorio de Belgrano", se explayó acerca de la propuesta que se ofrecerá en Virrey Loreto 2348.

"En el caso de 'Identidad testimonial' -añadió- nació como una 'propuesta pandémica' desde nuestras casas y con nuestros celulares para una performance que propuso el espacio Milion, en la zona de Recoleta. Luego se amplió en esto que estamos haciendo ahora, que requirió de largos ensayos".

Télam: ¿Las diversidades tienen en el show una legitimación de las que carecen en otros ámbitos?

Pablo Gorlero: En el caso de "Identidad testimonial", la diversidad es el eje. Son canciones que hablan en contra de la xenofobia, la homobofia, el bullying, la marginación... contra el diferente, el pobre, el excluido... Es verdad que el musical suele legitimar estos aspectos.

T: Alguna vez definiste coloquialmente que el musical "es un espectáculo para gays". Más allá de la humorada, ¿es tan así?

PG: Me parece una estupidez limitarlo a eso. Que a la gente gay le guste más el musical puede ser, pero no es "un espectáculo para putos"; sería cerradísimo afirmar eso. Es un espectáculo para cualquier espectador que tenga ganas de dejar el realismo en la vereda del teatro y sumergirse en esta forma no convencional de "decir a través de la palabra hablada, de la palabra cantada y del movimiento". Lograr realismo en cautivar al espectador.

T: ¿Cómo fue el trabajo de los intérpretes en tiempos de pandemia?

PG: Fue un aprendizaje. La mayoría de las canciones son "solos", pero hay varios temas compartidos que se trabajaron con los estrictos protocolos. Distanciamiento de dos metros entre cada intérprete, sanitización de los elementos, etcétera. Eso fue respetado a rajatabla; de hecho incorporamos el tema de la pandemia en "Canciones con gracia", por ejemplo.

T: ¿Cómo fueron los ensayos?

PG: Debido a la pandemia no hubo tantos ensayos como en la manera convencional-tradicional. Hubo más charlas y ensayos por Zoom que presenciales. Pero fue una etapa de sumo aprendizaje... Aprender a cuidar al otro, a cuidarse uno mismo y a encontrar distintos tipos de variantes que reemplazaran al acercamiento.

T: ¿Cuáles fueron las principales dificultades de organización?

PG: Las principales dificultades fueron las contradicciones de las autoridades políticas. El "que sí, que no" desgasta tremendamente. Tanto Ciudad como Nación o Provincia se durmieron un poco con las artes escénicas y no las consideraron de importancia. Enorme error. Todo eso hizo postergar los proyectos y trabajar con demasiada premura.

T: ¿Los y las cantantes usarán máscaras o algún tipo de protección propia de los tiempos?

PG: No. En principio hay que aclarar que yo no suelo trabajar con cantantes sino con intérpretes. Ellos y ellas son actores, actrices y cantantes al mismo tiempo. No trabajamos con máscaras sino con el distanciamiento obligado entre cada uno de ellos.

T: ¿La música será presencial o grabada?

PG: La música fue realizada en piano por Juan Ignacio López ("Identidad testimonial") y Santiago Rosso ("Canciones con gracia"), pero va grabada.

T: ¿Cuáles serán las garantías sanitarias para el público?

PG: Eso es algo que establece la sala, no la compañía. Pero está relacionada con los distanciamientos, la toma de temperatura en la puerta y todos los protocolos establecidos.

T: Como punta de lanza de esta particular temporada, ¿creés que el espectáculo va a "desactivar" la desconfianza del espectador?

PG: No lo sé, ojalá sea así. Haremos lo posible por cuidar al espectador tanto como nos cuidamos entre nosotros. De todos modos, no me cansaré de recomendarles a los mayores de 60 años que no salgan de sus casas.

T: Entre otras cosas, admira tu calidad de pionero en esta etapa pre-vacuna.

PG: Gracias. Mi motor fue la angustia de los artistas. Tantos meses sin trabajar me generaban angustia también a mí. Y decidí poner toda la artillería para ponerlos en movimiento, en acción, en exposición. El artista debe trabajar; no solo por lo económico sino por su creador interno. Sentí que debía apurarme, pero por supuesto, guardando todos los cuidados posibles.

T: ¿Cuál es tu expectativa para el inmediato trabajo en teatros o lugares cerrados de mayor tamaño?

PG: Ojalá puedan reabrir de a poco; me parece bien que la reapertura sea paulatina. Porque los cuidados deben ser intensivos y extremos. Pero creo que el teatro es vital para la salud de una nación también: el arte nutre, el teatro muestra imaginarios, realidades paralelas, un vivo absolutamente bello y abrazador. (Télam)