espectaculos

Hip hop, reggaetón, dance y flamenco desde Colombia de la mano de Las Villa

Por Agencia Télam

04-06-2020 03:45

El dúo colombiano Las Villa se está convirtiendo en el nuevo fenómeno de la música pop y urbana latinoamericana con sus canciones que fusionan trap, reggaetón, hip hop y dance, con una cuidada puesta en escena rica en visuales y vestuario.

Las mellizas Laura y Lucía Villa, bogotanas nacidas hace 24 años, estudiaron en la Escuela de Teatro Musical de la capital colombiana pero su pasión por el R&B, el hip hop y las influencias de su abuela por el flamenco, las llevaron a presentar una propuesta que parece la respuesta latina a Rosalía.

Con canciones como "Nadita", "Animal", "Si la ves y "Cuerno" generaron conmoción, especialmente por lo cuidada de la propuesta y por la poderosa influencia del cante flamenco y la rima rapera en las voces.

Las colombianas charlaron con Télam sobre su música:

T:- En Colombia, por la edad que tienen ustedes, atravesaron una etapa muy particular. Empezó a escucharse más el folclore colombiano y vivieron toda esa explosión del hip hop y del reggaetón y que Medellín pasó a ser una capital latinoamericana de la música junto con México, San Pablo, Río, Buenos Aires y San Juan de Puerto Rico. ¿Qué elementos de eso quedó en la cabeza de las hermanas Villa?

Laura:- Nos tocó una época muy particular en Colombia donde muchos exponentes que hoy están bien colocados cogieron esta música latinoamericana, la desarrollaron y propusieron nuevas fusiones como Carlos Vives y Fonseca. Sí, es una locura porque hemos tenido un bagaje musical y una influencia demasiado grande. Primero: el amor por la música latinoamericana, el amor por nuestra Colombia querida, por cada país latinoamericano, por la música española y el flamenco hasta ser una disciplina que seguimos estudiando y nos seguimos formando. Otra muy importante es el amor por la música erudita y el teatro musical, esas cosas que te enseñan en la academia. Es una mezcla de varias cosas que terminan en este reggaetón que llegan de la Isla, que bailamos en las fiestas y las quinceañeras. Toda esta influencia la depositamos en estos géneros hispanos que son las que nos mueven y gozamos en la party.

Laura: Mucho tiempo intentamos meterle el pop de Alejandro Sanz, pero nunca lo logramos. Más precisamente fue con dos artistas: Bad Bunny, cuando escuchamos su trap fue “wow, está fuerte, está cool y tiene personalidad”, y finalmente con la llegada de Rosalía fue una gran visión de que se podía hacer algo urbano con un lenguaje distinto, en su caso español y en el nuestro español y latinoamericano. Fue abrir los ojos de que podíamos hacer urbano con nuestras influencias.

T:-¿Consideran que la movida de la música urbana representa a la sociedad de cada país de América Latina?

Laura:-Siento que a nivel tradición y folclórico hay cosas muy importantes pasando en Colombia, hay grupos importantes que se están moviendo, lo cual está buenísimo. Pero siento que en esta música que sale al mundo sirve para traspasar fronteras Medellín sí está siendo una capital importante. No solo en música, también en teatro, teatro musical y cultura se volvió una capital importantísima. Aquí en Colombia todos respetamos muchísimo a Medellín, muchos artistas dignos de admirar. Siento que se están encontrando estos géneros urbanos y están pudiendo desarrollarse y tener de esta esencia colombiana. No es lo mismo escuchar un reggaetón que venga de Puerto Rico a uno que venga de Medellín, son lógicas muy distintas.

Lucía:- También está claro que todo se fusiona con el folclore de cada país, con su música, porque para los artistas es imposible negarse su propia identidad. Eventualmente eso salta en alguna línea, algún verso, alguna frase, alguna melodía. Es imposible negar nuestra identidad, saldrá a la luz. Y eso que te dicen es una invitación a seguir explorando aún más esa cultura en nuestra música.

Laura: De todas maneras, es algo bastante discutible y me encantan los puntos que tomas, porque como soy de la universidad y me ha tocado estudiar el folklore colombiano de una manera tan erudita muchos profesores y académicos te discutirían eso y dirían que no, que no es parte de la tradición y no son géneros tradicionales, pero yo siento que no es una representación folclórica como bailar una cumbia con una pollera pero es un movimiento muy fuerte que es completamente eufórico y que está tomando a muchas generaciones. Cada vez se está mezclando más con otro tipo de mensaje. Sí, está empezando a levantarse este movimiento y está formando parte de nosotros, los adolescentes y los que vienen más abajo con cultura latinoamericana. (Télam)