espectaculos

Gulle Porro y Daiana Azar ofrecen su mezcla de trio hop y rock industrial

Por Agencia Télam

13-07-2019 03:00

El grupo argentino Make Mama Proud, compuesto por Daiana Azar y Guillermo Porro, presentará su disco "No hay banda", en el que ofrecen un rock industrial deforme con pizcas de trip hop el 20 de julio en el club La Tangente de la Capital Federal.

El reducto de la calle Honduras 5317 recibirá el 20 de julio desde las 20.30 al grupo que presentará su disco "No hay banda" en el que cruza el trip hop, el rock industrial y "maquinoso" lanzado a caminos deformes para llegar a la canción.

Make Mama Proud es el proyecto de Daiana Azar y Guillermo Porro, dos músicos de la escena independiente que participaron en bandas junto a Marilina Bertoldi y Bambi Moreno Charpentier, y que en el caso del segundo produjo el último disco de los chilenos de La Ley.

Multinstrumentistas ambos, Azar y Porro se reunieron con un amigo de años, el baterista Eduardo Giardina y lanzaron este proyecto que cruza el trip hop, el rock industrial y maquinoso lanzado a caminos deformes para llegar a la canción.

Porro es bajista y un experimentando guitarrista que además produjo a artistas locales como a Nidos, Puentes, Paloma del Cerro, Alelí Cheval, Ignacia, Lenoise y canciones solistas del chileno Beto Cuevas.

T:- ¿Cuándo este vínculo se convierte en Make Mama Proud?

GP:- Fuimos armando canciones hasta el punto tal que teníamos 4 o 5 canciones que ya estaban en una zona que estábamos contentos, que sentíamos que empezaban a tener identidad y un concepto. Antes de lanzar las canciones estuvimos unos 8 meses trabajando con un equipo de gráfica para buscar una identidad, un logo, una marca y un branding. Darle todo lo que fuimos aprendiendo de trabajar con músicos al lado, hemos aprendido lo que no hay que hacer y lo que hay que hacer. Estamos tratando de aplicar eso a nuestro proyecto, tratando de ser lo más objetivos y genuinos posibles haciendo lo que nos gusta. No queremos conformar a nadie más que yo tratar de conformarla a ella y ella conformarme a mí en los gustos.

T:- En materia de letra, ¿juegan mucho las escenas, las películas y la fotografía?

DA:- Sí, contar imágenes, sentimientos. Todos hablan de la vida, del vaivén, que todo vuelve otra vez. Siempre hablan del corazón, experiencias que las sentís acá y dentro de 10 años las volvés a escuchar y lo seguís sintiendo. Está la idea de que sean atemporales, que hablen de sentimientos reales de vivir. Yo generalmente escribo la letra y no me sale hablar de cualquier cosa, necesito hablar de algo muy profundo porque me doy cuenta que es lo que me sale.

¿Les gusta eso de deformar la canción, de procesarla hasta el extremo?

GP:- Como te decía, hay canciones que salen de un sample, de estar buscando sonidos para otra persona y de pronto decir "este lo guardo que hoy a la noche me voy con Dai y hacemos una base" y otros como Lo que no es que se le ocurrió a ella haciendo un arpegio y nace todo eso. No hay una fórmula, como a veces uno aplica en otros momentos musicales que uno hace para otro artista porque el fan, la discográfica o el mercado espera esto. Nosotros somos autosuficientes, autogestionados e independientes y todo lo que ganamos haciendo música para otros vuelve reinvertido acá a Make Mama Proud.

T:-¿Lo de Make Mama Proud tiene que ver con Massive Attack, pero también con cosas más extremas tipo Faith No More o las cosas que hace Patton?

GP:- No sé si tan 90s, en realidad. La inspiración viene de eso. Por un lado un poco de trip hop, por otro lado nos gusta el pop. Nos gusta mucho una banda que se llama Phantogram que hace una especie de trip o trap hop canción. Nos gustó mucho el último disco de Goldfrapp que es súper electrónico o Depeche Mode. Yo soy por naturaleza muy fanático de Soda Stereo y de Gustavo. Entonces hay una mixtura de lo que a ella le gusta de Björk con un poco de lo pop mío y empiezan a salir cosas. A veces la canción parte de un sample, de un ritmo que nos gustó de alguien y lo apropiamos entre comillas, como hacemos todos.

DA:-Mismo una peli, "No Hay Banda" viene de una peli de David Lynch, "Mulholland Drive", que está él diciendo "No hay banda" en un lugar y era todo un sueño. Le encontramos ese mood de que está todo grabado, que somos nosotros dos, es un juego de palabras que viene de todos lados. (Télam)