espectaculos

El payaso triste que organizó el mundo de Almendra con su lágrima y su sopapa

Por Agencia Télam

12-01-2020 12:15

Cuando el incipiente mercado de la música beat sólo aceptaba portadas con la foto de los músicos, muchas veces uniformados de manera que resultaba imposible reconocer individualidades, Almendra rompió esos parámetros con una tapa dibujada por el propio Luis Alberto Spinetta.

Se trató del célebre payaso triste, tal como se lo conoció -a pesar de que no tenía la cara pintada ni una característica nariz roja-, con un pañuelo y una sopapa pegada a su cabeza; y una lágrima que corría por su rostro.

Ese dibujo ordenó las canciones del disco y las dotó de un sentido interno, según un texto impreso en la contratapa, debajo de una foto del grupo en una actuación en un festival organizado por la revista Pinup.

“Muchacha ojos de papel”, “Figuración”, “Plegaria para un niño dormido” y “Que el viento borró tus manos” fueron agrupados como “temas que están en el brillo de la lágrima de mil años que llora el hombre de la tapa”.

“Color humano” y “A estos hombre tristes” fueron definidos como “temas que canta el hombre de la tapa desmayado en el vacío”.

Finalmente, “Ana no duerme”, “Fermín” y “Laura va” eran los “temas que les cantan los hombres a esa lágrima del hombre de la tapa, atados a su destino”.

La compañía RCA no estaba muy dispuesta a permitir una innovación de ese tipo y pretendía publicar el disco con una portada más convencional, por lo que se excusó ante el grupo diciendo que se había perdido el dibujo realizado por Spinetta.

En realidad, el gráfico había sido desechado y tirado a la basura, pero su autor no aceptó la explicación y rehizo el dibujo.

La compañía no tuvo más que cumplir los deseos artísticos del grupo y terminó publicando un disco con una de las portadas que devino en las más famosas del rock argentino.

(Télam)