espectaculos

El guitarrista Pablo Mengo plasma el Cruce entre su historia y su presente

Por Agencia Télam

04-11-2020 06:15

El guitarrista, compositor y docente tucumano Pablo Mengo, quien lleva una trayectoria de 20 años en los cuales integró diferentes agrupaciones de música latinoamericana y acompañó a cantoras de folclore, lanzó su primer disco solista "Cruce", conformado por 10 canciones propias en las que condensa su recorrido musical.

"El camino hacia este disco fue un proceso interior lleno de encuentros, de emociones, de lugares y sentires con muchas personas del ambiente musical, siempre con la familia acompañando, con los amigos, los alumnos y alumnas, a mi lado", repasó Mengo a Télam.

Dueño de una sonoridad acústica, el flamante álbum -que ya puede escucharse en todas las plataformas digitales- propone como su nombre lo indica, un "cruce" con los artistas que compartieron conciertos y grabaciones a lo largo de su extensa travesía, y con las historias de personas que conoció y fueron fuente de inspiración.

En esta aventura está acompañado por Roy Valenzuela (bajo y contrabajo), Riki Proz (piano y acordeón), Juanjo Bravo (batería y percusión) y Anahí Petz (percusión y accesorios).

Acerca del concepto musical de su álbum estreno, el guitarrista dijo: "es un disco con diferentes sonoridades de la música argentina y de Latinoamérica, en donde se puede encontrar desde una zamba hasta un chamamé, desde un gato norteño hasta una canción milonga, desde una chacarera hasta un bolero, dejando así ver este cruce de géneros musicales qué se nutren por supuesto de otras músicas universales".

En el material también destaca la canción "Vidas que florecen", un homenaje a los sobrevivientes y familias de Cromañón (disco rockera donde murieron 194 personas de la multitud reunida para un recital de Callejeros en diciembre de 2004).

Télam: ¿Cómo fue el proceso para llegar a este primer disco solista tras 20 años de historia con la música? ¿Cómo surge la necesidad de registrar estas canciones propias?

Pablo Mengo: Un intenso proceso que en estos años desde lo artístico me permitió desarrollarme a través de varios proyectos grupales de música latinoamericana, como Los Carpe y Vía Florida, un entrañable colectivo de compositores denominado Canciones para llevar y acompañando a grandes cantoras de folclore. En medio de estos últimos proyectos siento la necesidad de cantar e interpretar mis composiciones.

T: El disco está atravesado por un sonido acústico, cálido y homogéneo que también aparece en tu canto.

PM: La orquestación la pensé minuciosamente desde lo acústico en todos los instrumentos, como el piano y la dirección de quinteto de cuerdas de músicos de la orquesta estable del Teatro Colón, que estuvo a cargo del maestro Pablo Fraguela; y el violín, guitarras y coros a cargo del talentoso Manu Sija, entre otros invitados que se sumaron a esta propuesta. En cuanto a mi voz tuve que profundizar la interpretación como cantante y fue todo un desafío para mí, si bien comencé a cantar desde pequeño .Los arreglos de voces son de Patricia Pacheco con otras cantoras amigas como Bernarda Marambio y Virginia Ojeda, muy presentes con sus coros a lo largo del disco.

T: ¿Se puede decir que "Cruce" condensa estos años con la música y con los músicos que te acompañaron a lo largo de este camino?

PM: Totalmente, concuerdo con esa definición, este es un disco que atesora mis mejores momentos con la música y con los músicos que me acompañaron. Y pude lograrlo justo antes de este nuevo contexto, de este nuevo "cruce" que estamos haciendo todos juntos hacia otro mundo, hacia otra normalidad, que por supuesto espero sea mejor para todos y todas. (Télam)