espectaculos

El folclore de Pato Molina halla su lugar Bajo el mismo sol

Por Agencia Télam

15-07-2020 05:30

El instrumentista, compositor y cantante Pato Molina adelantará mañana con una presentación virtual en el marco de Espacio Tucumán su flamante tercer álbum "Bajo el mismo sol" donde, destaca, "logré que por primera vez convivan el vocalista y el ejecutante de flauta traversa".

"Trato de ejecutar ambos instrumentos de una manera natural, ya que técnicamente la voz y la flauta necesitan de la respiración y la posibilidad de que convivan es una de las cosas que pude lograr en este disco y que tenía pendiente", confiesa Molina durante una entrevista con Télam.

El músico especifica que "la traversa es un instrumento hermoso que me da quizás más libertades que la voz, pero busco siempre complementarlas. Las formas de nuestro folclore (como las chacareras y las zambas) me permiten jugar entre un instrumento y otro y me divierte mucho hacerlo".

Nacido en Tucumán pero radicado desde 2002 en la ciudad bonaerense de La Plata donde es activo protagonista de la atractiva y diversa escena de la música popular que se expresa desde allí, los primeros pasos de Pato allí estuvieron signados por la poderosa herencia familiar ligada al artista santiagueño Andrés Chazarreta, su bisabuelo.

En 2002, con el grupo Huaico Hondo, editó "El legado de Don Andrés" y siete años después fundó junto a su hermano Benjamín Molina Chazarreta el conjunto Los Chaza que entonces publicó el disco "Baile nativo", de tributo a la memoria del patriarca santiagueño Andrés Chazarreta, bisnieto de ambos.

"Fue un proyecto hermoso y de mucho aprendizaje, involucrándome con un repertorio que si bien traía desde chico, tuve que asumirlo públicamente y significó una gran responsabilidad. Después siguió mi hermano porque sentí que en mi camino tenía que experimentar otras cosas, y que un Chaza voy a ser siempre porque es mi sangre", evalúa a la distancia.

Ya como solista publicó "Despertando" (2013) y "Melodía sin final" (2017) hasta llegar a "Bajo el mismo sol", con dirección y producción musical del percusionista Pablo Vignati, y un cancionero de nueve obras propias.

Parte de ese repertorio podrá apreciarse mañana a partir de las 20 en las páginas de Facebook e Instagram patomolinachazarreta, en una presentación impulsada desde Espacio Tucumán en el marco del ciclo "Tucumán suena online".


Télam: ¿Cómo funciona este nuevo repertorio en relación a tus álbumes solistas "Despertando" y "Melodía sin final"? ¿Continuidad, evolución, ruptura?

Pato Molina: Lo siento como una continuidad y una evolución a la vez. Hay tres canciones que están reversionadas de mi disco "Despertando" y el resto son todas nuevas, pero sin embargo en la totalidad del disco se logró una continuidad. Me encuentro en un momento en el que estoy inclusive revisando mi repertorio anterior y cambiando cosas, porque ya no soy el mismo que hace unos años cuando las compuse y empecé mi camino como solista, casi sin saber lo que implicaba.

T: ¿Te sentís parte de una escena que está abriendo caminos en el folclore? ¿Con quiénes sentís que dialoga tu música?

PM: Me siento un trabajador más de la cultura, y un admirador y observador de la escena actual de nuestra música. Sacar un disco con nueve canciones propias en el folclore no es para nada fácil, pero sí un paso firme. Con esto no busco más que ser yo mismo, por eso apuesto a este camino convencido de que algo quedará y que algún otro rumbo se abrirá. Creo que hay una frase de "Hoy solo soy", una de las chacareras que escribí para este disco, que contesta la segunda parte de tu pregunta: "si el corazón me permitiese enamorarme de todo aquel que en su mirada transmita naturaleza". La música nos permite dialogar desde el alma, de manera transparente, por eso me considero un privilegiado en poder hacer esto, y conectarme con gente increíble, colegas a los que uno admira y aprende mucho, y sobre todo con el público joven del folclore que renueva constantemente este ambiente tan bello.

T: "Bajo el mismo sol" fue grabado en vivo ¿Cuánto extrañas ese encuentro con el público? ¿Cómo vas llevando el aislamiento?

PM: A los y las artistas nos gusta estar siempre arriba de un escenario, ya van muchos días, casi cuatro meses que estamos sin poder siquiera ensayar, y por cómo viene la mano, veo muy lejos la posibilidad de subir a un escenario, pero no queda otra hay que cuidarnos y mucho. En mi caso en particular soy docente de música y también trabajo de eso y voy subsistiendo pero hay muchos colegas que están realmente en una situación angustiante desde lo económico y eso realmente me preocupa y mucho.

T: ¿De qué manera imaginás que será la denominada "nueva normalidad" en el ámbito de la música?

PM: Creo que esto que estamos viviendo ya es parte de la "nueva normalidad", o por lo menos son los cimientos para lo que vendrá. Lo digital ya venía instalándose y creciendo a pasos agigantados pero esto fue muy abrupto, de una día para otro todos empezamos a comunicar nuestro trabajo por las redes sociales. Mi duda a principio de año por razones económicas, era si sacaba el disco solo en forma digital o si invertía también en material físico, creo que la duda pre pandemia de todo músico independiente quedó resuelta. Por un lado siento lástima en no poder imprimir un arte de tapa tan hermoso como el que hizo Tati Catellani para mi disco, pero por otro lado significa salir de ese sentimiento de impotencia de tener que comprar cientos de dólares porque sólo dos empresas ponen precios elevadísimos para imprimir y fabricar discos en Argentina.

T: ¿Qué planes podés avistar pese al contexto tan incierto?

PM: "El que siembre cosecha" como dice la frase. Creo que ahora estoy en eso, tratando de hacer las cosas seguro y con paciencia, ruego que todo esto se resuelva pronto y podamos volver a los escenarios a trabajar y a llevar mi música a los lugares que más se pueda y me lo permita la vida. (Télam)