espectaculos

El cantautor urbano Alejandro Bettinotti recorre tres décadas de música en concierto virtual

Por Agencia Télam

12-11-2020 04:30

El cantante y compositor Alejandro Bettinotti, quien forjó un camino propio en la escena musical porteña, festejará sus 30 años de trayectoria mañana a las 22 en un concierto vía streaming que transmitirá desde el teatro Picadero, donde hará un repaso por una historia atravesada por el rock y el tango plasmada en 14 discos.

En los 80 irrumpió con una propuesta personal: canciones urbanas, con historias y sonidos de Buenos Aires; siempre inquieto y prolífico, Bettinotti ahora se prepara para su primer streaming, en el que recreará los temas que más lo representan hoy y abordará parte de su reciente álbum, “Armas de paz”.

“El motor que me impulsa a seguir haciendo música es la pasión que siento por ella, en todas sus formas, para mí funciona como alimento para el alma, es vital, soy un privilegiado y un agradecido por haber abrazado esta hermosa tarea y en definitiva es lo que me justifica como ser humano”, expresó Bettinotti en diálogo con Télam.

Ese espíritu reflexivo y contemplativo aparece en las canciones de su último trabajo, donde transita temas como la identidad, el paso del tiempo, las relaciones de pareja y las contradicciones del cuerpo social, sin dejar de lado el humor.

En esta presentación, cuyas entradas pueden conseguirse por Plateanet, Bettinotti (voz y piano) estará acompañado por Javier Crego en percusión, Ezequiel Spika en guitarra, Juan Mazal en batería y Mar Itkin en coros.

“Desde ya hace algún tiempo venimos trabajando y ensayando con los músicos para llevar adelante esta presentación que es una nueva oportunidad y un nuevo desafío dentro de las posibilidades en estos días; me refiero a la pandemia, y me parece muy interesante este recurso ya que permite que los artistas nos expresemos, de un modo absolutamente nuevo en este formato de concierto virtual”, expresó.

Durante la entrevista con esta agencia, Bettinotti habló, entre otros asuntos, sobre la identidad que construyó musicalmente en la senda de la independencia artística, de cómo se planta en la actualidad después de tantos años cantando y componiendo, y del presente que atraviesa en la música urbana, en la que conviven el rock y el tango.

Télam: En esta celebración por tus 30 años de recorrido ¿cómo mirás desde el presente tu historia con la música? ¿Hay cierta nostalgia o preferís pensar en adelante?

Alejandro Bettinotti: En general me enfoco en este presente y lo que voy a hacer en el próximo año, no más que eso; el pasado es historia, no miro para atrás, a veces recuerdo por alguna conversación que tenemos ocasionalmente, pero son anécdotas, en general siempre muy gratas y ciertamente esos recuerdos cargan con una cuota de afecto importante. Suelo componer bastante, entonces, siempre estoy pensando y trabajando para un próximo material y obviamente para el que estoy presentando en cada momento.

T: Se puede decir que sos uno de los primeros músicos que inició ese vínculo entre el tango y el rock de un modo genuino, ¿cómo ves la evolución de esta música en el circuito porteño?

AB: Lo que comenzó siendo en apariencia algo novedoso y potente luego se fue diluyendo. También creo que esas nuevas expresiones colaboraron mucho para que la juventud se acercara al tango de una manera más descontracturada, y de hecho hoy hay muchos jóvenes que participan en el tango más clásico, en las orquestas típicas, en las milongas y en otras formaciones de tango que suelen presentarse en estos tiempos.

T: ¿Es difícil elegir las canciones que conformarán la lista teniendo 14 discos editados? ¿Con qué criterio armaste el repertorio?

AB: En relación a la lista de temas, sí puede resultar algo dificultoso, pero en mi caso la armo considerando varios puntos. Uno es lo que tengo ganas de contar en este momento, en este presente; ese es el que acomoda todo. Juego mucho con las temáticas de cada canción y si me resulta vigente, si esa canción me representa en este momento, entonces la incorporo y es verdad que algunas veces uno puede estar días decidiendo qué canción juega ese partido y cuál queda afuera, por hacer una analogía futbolera. (Télam)