espectaculos

El actor mexicano Pablo Lyle afronta una posible condena a prisión por homicidio en EE.UU

Por Agencia Télam

30-12-2019 08:30

El actor mexicano Pablo Lyle, que se consagró en el filme mexicano "Mirreyes contra Godínez" y esperaba el estreno en junio de Yankee, su primer papel protagónico en una serie producida por Netflix, afronta ahora una posible condena a prisión, por el homicidio de un cubano de 62 años en Miami.

El 31 de marzo pasado, mientras se dirigía al aeropuerto de Miami después de unas vacaciones familiares, Lyle agredió a un hombre tras una discusión de tráfico. El actor sinaloense volvió a México y, días más tarde, el hombre al que agredió murió en el hospital.

La fiscalía de Miami obligó a Lyle a volver a Estados Unidos, donde está retenido desde abril, a la espera de un juicio por homicidio que, tras nueve meses de audiencias, se resolverá frente a un tribunal en el juicio que comenzará el 15 de enero próximo, según publicaron hoy medios mexicanos.

Lyle espera el juicio tras nueve meses sin poder salir de Miami, enfrentando audiencias, con una pulsera de control telemático en el tobillo y arresto domiciliario bajo fianza de 50.000 dólares.

Los testigos que presenciaron el incidente aseguran que Juan Ricardo Hernández, cubano de 62 años, le rogó al actor que no lo golpeara. "Por favor, no me pegue", fueron sus últimas palabras antes del puñetazo que le causó un derrame cerebral.

El actor y su cuñado, que iba al volante, se habían equivocado en su ruta al aeropuerto y rebasaron el coche de Hernández al dar media vuelta para retomar su camino. Hernández bajó de su vehículo en el siguiente semáforo para increparlos y, cuando dio media vuelta, Lyle se bajó del asiento del pasajero y le agredió dejándolo tirado en el suelo. Corrió de vuelta a su coche y no miró para atrás.

Al llegar al aeropuerto fue detenido por agresión y pagó una fianza de 5.000 dólares para volver a su país. Hernández murió cuatro días más tarde, cuando su familia decidió desconectar el respirador que lo mantenía con vida y Lyle tuvo que volver a Miami requerido por la justicia estadounidense.

Lyle fue estudiante de escuela católica, modelo adolescente, siempre el bueno de la telenovela, casado y padre de dos hijos con su amor de adolescencia.

El reconocido actor mexicano Eugenio Derbez se ofreció a ayudarlo cuando los representantes de Lyle admitieron que no podía afrontar el costo de un abogado norteamericano. Su familia organizó rifas para costear la defensa.

Lyle alegó que actuó en defensa propia, con miedo a que el hombre de 62 años atacara a su familia, que se encontraba en la parte trasera del coche. "No quería ser un imbécil, me estaba defendiendo", dijo en su declaración en agosto.

Empero, el fiscal rechazó la argumentación del actor y alegó que su reacción no tenía justificación. (Télam)