espectaculos

De Ayudame a mirar a su intenso vínculo con Lito Vitale

Por Agencia Télam

02-05-2020 03:15

Aunque “Ayudame a mirar” inauguró otra fase estética en el camino de Juan Carlos Baglietto, esa posible exploración minimalista se vio truncada por otra opción a la que todavía continúa ligado y que lo une al multi-instrumentista y compositor Lito Vitale.

Es que ya en 1991 tomó forma “Postales de este lado del mundo”, primero del dúo que luego publicó “Postales del alma" (1999), "No olvides" (2000), "Qué más hacer en esta tierra incendiada sino cantar" (2001), “Más de lo mismo” (2011), “Clásicos y Acústicos” (en vivo en 2012), “Postales del Nuevo Mundo” (2015) y "Canciones inoxidables" (2019).

Télam: ¿Estaba previsto que “Ayudame a mirar” fuera un proyecto tan cercano a “Postales de este lado del mundo”, tu primer trabajo compartido con Lito Vitale?

Juan Carlos Baglietto: No estaba previsto que fueran proyectos que se juntaran en el tiempo, en realidad no había nada previsto. Lo llamé a Vitale para hacer un disco para chicos y él me propuso grabar canciones de autores a los que admirábamos. En esa época existían aún los vinilos, por lo que nos propusimos grabar un lado de autores clásicos de tango y folclore y en la cara “B” a autores contemporáneos. Luego nos dimos cuenta que le aportábamos mucho más a los clásicos que a los autores de nuestra propia generación y decidimos hacer un disco de tango y folclore que termino saliendo por la (discográfica) EMI como un disco mio por cuestiones de contrato, pero que en realidad era un trabajo de ambos.

T: ¿Cómo seguirá esa sociedad con Vitale cuando pase la pandemia?

JCB: Cuando esto termine pienso actuar en cuanto lugar sea posible, es más, junto a Lito pensamos abrir un lugar propio adonde poder hacer una temporada e invitar a los amigos a compartir un ciclo de música desde ese lugar. Creo que esta experiencia del coronavirus nos cambió para siempre, y habrá que inventar nuevas formas de comunicarnos. Esto nos enseña lo frágil que es todo y creo que nos transforma en seres menos petulantes, menos soberbios, más conscientes de que solos no somos nada.

T: ¿Cómo llevás la pandemia tanto como músico como desde tu empresa de luces?

JCB: La llevo bastante bien, haciendo cosas que muchas veces no me permito hacer por falta de tiempo o de oportunidad. Por ejemplo escucho más música, toco más la guitarra, escribo y cocino. En relación a la cocina estoy haciendo un micro por las redes que cuenta cómo hacer platos con lo que va quedando en la heladera en épocas en las que salir a hacer compras no es lo más recomendable. (Télam)