espectaculos

Con una ambiciosa propuesta, se pone en marcha el primer Cosquín Rock virtual e interactivo

Por Agencia Télam

06-08-2020 02:15

Una atractiva y nutrida grilla de más de 70 artistas, entre los que se destacan Las Pelotas, Ciro y Los Persas, Los Ratones Paranoicos, los mexicanos de Molotov y León Gieco, entre tantos, cuatro escenarios y transmisión desde 11 países son algunos de los principales ingredientes del primer Cosquín Rock virtual e interactivo, que se llevará a cabo el sábado 8 y domingo 9.

Los shows musicales, que comenzarán a las 17 el primer día y a las 16 el segundo, y se extenderán hasta cerca cerca de la medianoche, se realizarán en vivo desde los porteños escenarios del Luna Park, La Trastienda y Vórterix; en tanto que también habrá conciertos de bandas internacionales desde España, Ecuador, Bolivia, Uruguay, Colombia, Chile, Perú, México, Paraguay y Cuba.

En este plano, tal como ocurrió de manera marcada en la última edición del festival realizado en febrero en el Aeródromo de Santa María de Punilla, en Córdoba, la oferta de géneros es amplia y variada, tal como demuestra el hecho de que la actuación de León Gieco se ubique entre las de Trueno y La Joaqui, por citar un ejemplo; o la convivencia en un mismo escenario del reggae de Los Cafres, la música tropical de Damas Gratis, el rock setentista de Airbag y el indie de Él Mató a un Policía Motorizado.

La virtualidad también permitirá una fuerte asistencia de artistas internacionales de primera línea, como la mexicana Julieta Venegas, los uruguayos Cuatro Pesos de Propina y Agarrate Catalina, los españoles Reincidentes, los colombianos Monsieur Periné, los cubanos Toques del Río y los paraguayos Kchiporros, entre otros.

Además este año y cabalgando entre la Ley de Cupo para mujeres y una mayor apertura estilística, se sumarán las voces de Sara Hebe, Miss Bolivia, Loli Molina, Malena Villa y Zoe Gotusso, entre más.

En tanto, desde The Roxy se realizarán diversas charlas y rutinas cómicas, con la presencia del periodista y escritor Hernán Casciari, los humoristas Guille Aquino y Dalia Gutmann; y el filósofo Darío Sztajnsrajber, entre otros.

La transmisión, que podrá seguirse por la plataforma propia del festival, contará con aplicaciones que permitirán optar entre las distintas cámaras para ver los shows y disfrutarlo en 360; participar de Meet & Greets con artistas y realizar pedidos a espacios gastronómicos, entre otras actividades.

Aunque todavía no se descarta la realización de una edición especial en territorio porteño en noviembre, en caso de que se autoricen los shows en vivo, para celebrar los 20 años del festival, esta primera versión virtual también podría acoplarse a dicha celebración.

Como un buen augurio de lo que puede ocurrir el próximo fin de semana, unas 125.000 personas siguieron el pasado sábado el show "Pericos New Friends", que la famosa banda realizó desde La Trastienda, como previa al Cosquín Rock virtual.

La ambiciosa apuesta pretende al menos equiparar las características que hicieron de este festival al más importante que se realiza a nivel local y cuyo éxito le permitió expandirse hacia otros países.

Sin embargo, el futuro de esta nueva modalidad pareciera haber llegado para quedarse, más allá de un eventual regreso de los espectáculos en vivo, tal como anticipó José Palazzo, el organizador del encuentro musical, en una charla mantenida con Télam en julio pasado, cuando lanzó esta edición virtual.

"Nos transformó el trabajo porque hay que adaptarse a todos los actuales protocolos. Por ejemplo, hay que ajustar los horarios para que las bandas no se crucen entre sí, buscar escenarios. Pero, por otro lado, esto permite reactivar la industria porque cada artista viene con su staff completo", precisó en otro pasaje de la conversación.

Pero además, aclaró que la plataforma especial inaugurada continuará activa, con publicaciones de antiguos conciertos y como alternativa a los recitales presenciales.

"Para mí la experiencia vivencial es única e irrepetible. No existe nada que pueda reemplazar eso del viaje, planearlo, juntarte con los amigos, hacer un asado, tomarte una birra y luego arrancar hacia el predio. Esto no reemplaza eso, es una alternativa por ahora y luego será un complemento que va a perdurar en el tiempo ", opinó.

Y reflexionó: "Nosotros acá estamos jugando una apuesta fuerte. Apuntamos a un proyecto a largo plazo. Si bien coincide con una situación en la que todos los festivales se reinventan, es toda una experiencia innovadora. No tenemos ninguna previsión. No tenemos antecedentes. Tenemos mucha incertidumbre, muchos planteamientos sobre los que no tenemos certezas. Pero, por otro lado, es un proyecto muy ambicioso en cuanto a su creatividad y, tecnológicamente, tenemos un equipo impresionante"

(Télam)