espectaculos

Cómo ser parte de un Septeto que desde Olavarría asume su Inocencia repetida

Por Agencia Télam

16-10-2020 02:45

El guitarrista Valentino Reiners y la cantante Inés Maddio, históricos integrantes del Septeto de Ignacio Montoya Carlotto, destacaron que el reciente y notable segundo disco del conjunto, "Inocencia repetida", "plasmó lo orgánico del proceso de gestación del repertorio".

"El proceso creativo fue muy orgánico en sí ya que la música se fue cocinando en los ensayos e incluso toda la música había sido probada en vivo, con lo cual el disco funciona como el cierre de un trabajo que el grupo vino haciendo de manera interna", resaltó Reiners en una entrevista con Télam.

Por su parte pero en un sentido similar, la vocalista Maddio apuntó: "Con el Septeto llevamos varios años y hemos logrado una dinámica de ensayo en la que Ignacio fue sumando las canciones de a poco y las fuimos tocando en vivo junto con el repertorio del primer disco".

En diálogo con esta agencia, la intérprete agregó que "la música de Ignacio tuvo un proceso de maduración muy interesante": "Siento que sus composiciones se tornaron más sencillas a simple escucha pero no por eso menos profundas. Y a consecuencia del tiempo que llevamos tocando juntos, él pudo pensar su música con el Septeto como intérprete de ella".

"Inocencia repetida", fue grabado entre el 2 y el 4 de enero de 2020 a partir de música compuesta y arreglada por Montoya Carlotto en una banda donde además del autor, pianista y cantante y de Maddio y Reiners, se cuentan Luz Romero (flauta, clarinete y coros), Ingrid Feniger (clarinete, bajo y coros), Nicolás Hailand (contrabajo) y Samuel Carabajal (batería y percusión).

A cinco años del debut discográfico del Septeto, este segundo álbum reúne las canciones "Malos augurios", "¿Quien robó las mariposas que vuelan en círculos?", "Después", "Coplas de luna quieta", "Mil preguntas", "Las comillas matan", "Agosto", "Serenata de la noche al día", "Verde", "El viento que hace tambalear la hoguera" y "Las manos rotas".

En junio y en ocasión de la salida de "Tango", el álbum instrumental que lo unió con el guitarrista Daniel Rodríguez, Ignacio confiaba a Télam el orgullo que sentía por "Inocencia repetida": "Siento que es lo mejor que he hecho hasta la fecha", decía entonces.

"Es un disco de autor, de intérprete, con temas que misturan ciertos elementos del jazz que se encuentran con una canción que tiene cosas folclóricas o guiños hasta tangueros. Toda música hecha en esta región que tiene para mí un contenido emotivo muy caro a mis afectos", señaló entonces desde la ciudad bonaerense de Olavarría.

Télam: ¿Cuáles desafíos les planteó el nuevo repertorio como intérpretes?

Inés Maddio: Las melodías de Ignacio siempre me representan un desafío porque tienen un grado de complejidad importante. En este disco el peso de la palabra para mí fue algo a revisar y volver a revisar. Eso en cuanto al proceso y además en el momento de la grabación. Al grabar todos juntos para mí es otro nivel de exigencia. Y tanto el proceso de armado como la grabación la disfrutamos muchísimo.

Valentino Reiners: Creo que el desafío que plantea este nuevo repertorio es entrar y salir de todos los climas diferentes que contienen los temas. Como guitarrista, el tener que pasar de la guitarra criolla a la guitarra eléctrica también implicó un plus.

T: ¿Qué canciones de "Inocencia repetida" creen que mejor definen el presente del grupo?

IM: Todas. Pero si tuviera que elegir... "Malos augurios" y "Coplas de luna quieta".

VR: Pienso al disco como a una unidad, no como canciones separadas, y en ese sentido tiene un poco de todo lo que somos como grupo. Momentos ligados a nuestras búsquedas y a las cosas que nos gustan. Particularmente escojo "Malos augurios".

T: ¿Sienten que la experiencia del Septeto representa la escena sonora de Olavarría? ¿Qué podrían decir de lo que se genera musicalmente allí? ¿Es un milagro poder sostener un grupo con continuidad en el contexto de crisis?

IM: El Septeto es parte de la esencia sonora de Olavarría, que es muy variada porque somos muchos los músicos y músicas en esta ciudad. Y en cuanto a la continuidad hacemos lo que podemos con todo lo que este contexto conlleva. Ahora esperamos con ansiedad poder retomar para presentar el disco.

VR: El Septeto representa lo que somos y todos vivimos en Olavarría, Por ende representa a Olavarría y a lo que se hace con el arte en Olavarría.

Argentina es un milagro, El mundo es un milagro, la vida es un milagro y todo lo que hacemos es para sostener esos milagros. Requiere de nuestro máximo esfuerzo que en los momentos de crisis no claudiquemos frente a las imposibilidades. (Télam)