espectaculos

Cineworld cierra sus salas en Reino Unido por la falta de público y retrasos en los estrenos

Por Agencia Télam

05-10-2020 12:45

Cineworld, la segunda cadena de cines más grande del mundo, anunció que cerrará esta semana todos sus cines en el Reino Unido e Irlanda, debido a la falta de público y también de estrenos, lo que hace temer por los puestos de trabajo de miles de personas.

También anunció que cerrarán sus puertas la cadena de cines estadounidense Regal, de la que Cineworld es propietaria y emplea a casi 40.000 personas en sus 536 salas, mientras que en el Reino Unido, cerrarán sus 127 salas y afectará a 5.500 trabajadores.

Se espera que los cines de la cadena puedan reabrir el próximo año, pero según los medios británicos, la empresa estaría pidiendo al personal que acepte el despido con la esperanza de reincorporarse cuando las salas vuelvan a abrir.

La decisión surge luego que los grandes estudios comenzaron a retrasar los estrenos más importantes para esperar captar a un mayor público tras las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus.

El viernes pasado el estreno de la nueva película de James Bond "Sin tiempo para morir" fue retrasada de nuevo, sólo semanas antes de su fecha de lanzamiento que había sido reprogramada para noviembre.

"Cineworld cerrará temporalmente sus cines del Reino Unido en las próximas semanas. La empresa está escribiendo al primer ministro Boris Johnson y al ministro de cultura Oliver Dowden para decirles que la industria ahora es inviable", dijo la empresa al Times.

En un comunicado publicado en la página web de la empresa, Mooky Greidinger, director ejecutivo de Cineworld, comentó que esta no fue una decisión que se tomó a la ligera y remarcó lo difícil que les significó hacerlo.

"Cineworld continuará monitoreando la situación de cerca y comunicará cualquier plan futuro para reanudar las operaciones en estos mercados en el momento apropiado, cuando estos tengan una guía más concreta sobre su estado de reapertura y a su vez, los estudios puedan llevar su cartera de importantes lanzamientos a la pantalla grande", subrayó.

"Aunque los cines abrieron en julio y han podido ofrecer una experiencia segura y agradable, sin grandes títulos nuevos, entendemos que no podemos sacar a tanta gente de casa como nos gustaría", expresó a la BBC el director de la Asociación de Cine del Reino Unido, Phil Clapp.

Mientras que Philippa Childs, del sindicato de entretenimiento y radiodifusión Bectu, agregó que el retraso en el estreno de la película de James Bond junto con los otros estrenos sumió al cine en una crisis.

"Los estudios tendrán que pensar detenidamente al considerar las fechas de lanzamiento sobre el impacto que tendrá para el futuro a largo plazo de la gran pantalla", apuntó.

En septiembre, la empresa informó una pérdida de 1.3 mil millones de libras (1.6 mil millones de dólares) desde que comenzó la pandemia ya que sus cines tuvieron que cerrar debido a las restricciones.

Tras la reapertura en el Reino Unido, los cines tuvieron que implementar medidas de distanciamiento social que implicaban mantener una separación de los asientos de dos metros, algo que los operadores aseguran que no era viable y pidieron una revisión a un metro. (Télam)