espectaculos

Castagnino cuenta a partir de Angélica la historia de una mujer que se derrumba junto a su casa

Por Agencia Télam

18-11-2020 03:15

La directora Delfina Castagnino estrena mañana a las 20 por la pantalla de Cine.ar, "Angélica", filme al que define como "un thriller psicológico que cuenta el descenso en caída libre de una mujer incapacitada emocionalmente para salir adelante".

En esta película "me interesó hablar de los duelos no resueltos. Qué sucede con una persona que cuida a un familiar con una enfermedad compleja y luego fallece, cómo es ese estado de vacío, de cambio. La casa como estructura familiar, que se derrumba y se lleva consigo todos los recuerdos y su historia", cuenta Castagnino en entrevista con Télam.

La cinta aborda la historia de Angélica, una mujer de 40 años que se refugia en la casa donde vivía con su madre que murió hace poco, luego la propiedad se vende y a pesar de que se va a demoler ella decide quedarse.

La trama, donde la ficción y la realidad se entremezclan, muestra el derrotero de esta autodestructiva mujer que se resiste a los cambios, que no puede superar la pérdida de su madre y que habita un lugar detenido en el tiempo donde se encuentra anclada en el pasado.

"La película habla de dos cuestiones. Por un lado, que la muerte es parte de la vida, y como tal, hay que asimilarla para poder seguir adelante. Y por otro lado, que uno es capaz de tomar malas decisiones sin tener conciencia de ello. Por eso es muy importante estar bien despiertos y atentos a los giros que da la vida", expresa la realizadora del filme "Lo que más quiero" (2010).

Protagonizado por Cecilia Rainero, Antonio Grimau, Andrea Garrote y con las participaciones de Diego Cremonesi y Sebastián Arzeno, este filme de Castagnino que ganó el premio a Mejor Película dentro de la Competencia Argentina en el Festival de Cine de Mar del Plata en 2019, también estará disponible desde este viernes en la plataforma de Cine.ar Play.

Télam: ¿Cómo surge este proyecto?

Delfina Castagnino: Surge a partir de la noticia de que iban a demoler una casa que era de la familia para construir un edificio. Esto me impactó negativamente porque creo que las políticas actuales no protegen el patrimonio arquitectónico de la ciudad y destruyen casi a diario su identidad. Pensé que una manera de sublimar ese hecho era filmando una película en esa locación. Una imagen poderosa empezó a ser recurrente en mis pensamientos: Una mujer que se resiste a la demolición y que finalmente se queda ahí hasta su propia destrucción. Esta imagen fue el germen de la historia.

T: ¿Qué elementos tuviste en cuenta para la construcción del personaje de Angélica?

DC: Tuve en cuenta elementos muy concretos, como la casa en proceso de destrucción, las diapositivas familiares como actualización de los recuerdos, el encierro, el duelo, el desdoblamiento de la personalidad como escudo, la peluca de la madre, la locura y la oscuridad.

T: ¿Cómo la definís?

DC: Angélica es un personaje que se resiste, contrario a la evolución clásica de los personajes que desarrollan un arco dramático, ella se niega a enfrentar los cambios, se niega a irse de esa casa. Es una mujer escorpiana a punto de cumplir sus 40 años, con cierta emocionalidad infantil y dispuesta a entregarse de lleno a lo que desea sin medir las consecuencias.

Su presente es atravesado continuamente por su pasado. Ella vive las capas del tiempo ensimismadas. Se encuentra en un momento de shock emocional, su madre acaba de morir y ella la estuvo cuidando hasta el final, dedicándole su vida por completo. Por eso se le dificulta salir de la casa y, para hacerlo, construye otra identidad muy semejante a la de su madre.

T: ¿Cómo describís esa obsesión que tiene con la casa?

DC: Esa casa es su refugio y al mismo tiempo su cárcel. Las casas contienen energías muy particulares, que muchas veces nos dejan como aprisionados ahí.

Está llena de recuerdos, de marcas de cosas que ya no están. Se encuentra muy derruida, propio de una casa que hace muchos años no se arregla. Al mismo tiempo, Angélica es quien vuelve en loop a esos recuerdos trayéndolos al presente.

T: ¿Qué siente esta mujer con la soledad y con la realidad?

DC: Creo que la realidad se construye a partir de subjetividades. La soledad y el encierro ayudan a que este personaje pierda el punto de referencia y se produzca cierto estancamiento, donde la realidad se empieza a resquebrajar entre recuerdos, deseos y fantasías. El cine es una herramienta muy poderosa para construir estos mundos.


(Télam)