espectaculos

Canciones y ventriloquía se asocian en la voz de Noelia Moncada en deconstructivo show tanguero

Por Agencia Télam

24-09-2020 12:30

Con un repertorio compuesto por variados tangos y la intervención de “Alfredo”, un simpático personaje con todas las características que representan al “machismo patriarcal”, en un número de ventriloquía, la cantante Noelia Moncada protagonizará este sábado a las 21 el espectáculo por streaming “Ciclotimia”, atravesado por una temática que apunta a la deconstrucción del género.

Acompañada por el pianista Pablo Fraguela, desde los estudios Doctor F. y a través de la plataforma Passline (con tickets a la venta en https://noeliamoncada.com.ar/conciertos/), la intérprete apostará a una importante puesta en escena para un show en donde pondrá en juego su doble rol de cantante y ventrílocua, a través de canciones y diálogos de corte “existencialistas”.

“Las canciones y las ventriloquia se enlazan a partir del machismo. Alfredo simboliza el pensamiento patriarcal y el machismo, masculino y femenino, consciente e inconsciente. También simboliza o evidencia lo que tiene que ver con la soledad, con la identidad”, explicó Moncada a Télam.

Y amplió: “Eso es clave porque hay momentos en los que conversamos sobre quién maneja a quién, quién es la voz de quién, quién está pensando lo que se dice, quién es el muñeco o la muñeca. Eso está siempre rondando las conversaciones que, en un punto, son como preguntas existenciales que me gusta hacerme más allá del muñeco y empiezan a aparecer cuando juego con Alfredo”.

En un recorrido “que se enlaza guionadamente y también en función de las tonalidades y las temáticas”, se sucederán tangos de compositores actuales como Patricia Malanca, Alfredo “Tape” Rubín, Dani Leste, Angelito Pulice, Victoria Aiello y Mariano Heler; otros tradicionales y algunos que fueron parte de un espectáculo previo llamado “Como aquella princesa, no”, que deconstruía el mito del amor romántico.

Muchas de estas interpretaciones incluso son cantadas a dúo junto con Alfredo, lo que da la pauta de la centralidad de este personaje a la hora de construir el mensaje que la artista busca dar.

“Al ser un viejo tanguero, Alfredo muestra las contradicciones ante esa parte innegable masculina del tango. Hoy en día, separar al tango de cierto eje de masculinidad es una situación central. Es un momento clave en donde tal vez se estén creando nuevas estéticas del tango atravesadas por un repertorio femenino, mientras que las que ya están tienen una presencia de lo masculino”, apuntó la artista.

Y concluyó: “El recorrido por esa parte es en donde se pone en juego lo masculino, lo femenino, el deseo. Es interesante cómo abordarlo poniendo las dos perspectivas en conversación. Eso es lo que sucede cuando entra en juego este personaje estereotipado y machista del tango, que también es indiscutible que tiene su encanto”. (Télam)