espectaculos

Bien de tango festeja 20 años sobre el escenario aunando música y baile

Por Agencia Télam

21-01-2020 03:00

El espectáculo "Bien de tango", creado y dirigido por Federico Strumeio, con dirección musical de Gabriel Merlino y que propone "un encuentro con todos los sentidos a través de la música y el baile más popular de Buenos Aires", festeja sus 20 años de vida con funciones los viernes y sábados a las 20 en el Centro Cultural Borges, Galería Pacífico, Viamonte 525.

"El espectáculo que dio origen a la compañía debutó el 19 de noviembre de 2000 en el Teatro Municipal de Luján, ciudad de la que soy oriundo -señaló el director y coreógrafo Strumeio en diálogo con Télam-. Convoqué a la orquesta El Arranque, dirigida por Ignacio Varchausky y estuvieron como invitados Ariel Ardit y Lidia Borda. Con el transcurso del tiempo el espectáculo fue modificándose, ampliando la cantidad de bailarines, trabajando con diferentes orquestas, hasta llegar sin darnos cuenta a permanecer por 10 años ininterrumpidos en la cartelera del Borges, además de otros escenarios.

Télam: -¿Cómo se integra la Compañía Bien de Tango, con un elenco estable o a través de artistas invitados?

Federico Strumeio: -El elenco es estable, debido a la gran cantidad de años en cartel; obviamente que han ido pasando artistas, pero el concepto de espectáculo que quiero mostrar conlleva a que todos los integrantes sean parte de este movimiento artístico.

T: -¿Cómo se van sumando los artistas nuevos?

FS: -Por diferentes vías y motivos. A veces por cuestiones fácticas, cuando algunos artistas viajan al exterior o se superponen trabajos... y a veces por cuestiones artísticas especificas. Algunos llegan por medio de una selección de una convocatoria abierta y otras, por recomendaciones puntuales.

T: - ¿La Compañía tiene referentes o busca tener una identidad particular?

FS: -Referentes siempre tenemos, en particular Miguel Ángel Zotto, que es para mí el creador de espectáculos de tango más reconocido y admirado. Además, yo fui alumno de su hermano Osvaldo, por lo cual en mi formación hay mucho de su estilo. Más allá de eso, ya tiene una identidad propia que año a año se va reforzando y creciendo.

T: -¿Entre los bailarines figuran artistas de formación académica o priman los de formación tradicional?

FS: -Por una cuestión atinente a brindar un espectáculo de calidad y con permanencia es casi imposible no contar con bailarines con formación académica. La demanda de ciertos conocimientos, del lenguaje corporal, de la estética, de la interpretación, requiere que los bailarines tengan una formación lo más amplia posible.

T: -¿Sus shows están destinados al turismo o también para el público rioplatense?

FS: -Es la pregunta que más me gusta porque no sé cuál es la referencia de un espectáculo para turistas. Si hablamos de público que sabe y conoce de tango o no, si la calidad varía si es para turistas o argentinos, si hay cosas de tango tradicional o no tanto. Muchos interrogantes, quizás.

En definitiva, el espectáculo no tiene un público determinado; se concibió como un espectáculo de tango que puede ser visto por todos; ahora, si los argentinos pueden decir que hay mucho o poco tango, en cuanto a si se respeta su esencia y demás, claramente se van muy conformes y emocionados, esa es la respuesta que me reservo como parámetro de que estoy haciendo bien las cosas.

T: -¿Es necesario "saber" de tango?

FS: -En cuanto al turista, pudiendo no saber, que no conozca tanto de tango, también sale con sus expectativas cubiertas, no solo a nivel emocional sino en cuanto al show, que es la otra parte que no debemos descuidar. Ofrecemos un entretenimiento y el objetivo se cumple: entretenimiento, arte y cultura se conjugan perfectamente. (Télam)