espectaculos

Alejandro Giles: Busco un público que sienta que el otro le importa

Por Agencia Télam

20-01-2020 04:00

El director Alejandro Giles repuso en El Camarín de las Musas su puesta de "Olga/Masha/Irina", de José Sanchís Sinisterra, donde las tres hermanas de Anton Chéjov siguen soñando como cuando eran jóvenes a través de una "pasada de texto" a cargo de Ana María Castel, Livia Fernán y Emma Rivera, actrices entrañables y de gran oficio.

El espectáculo se ofrece los domingos a las 20 en una de las salas de Mario Bravo 960 y mientras tanto Giles prepara "Valeria y los pájaros", del mismo dramaturgo español, una obra en la que la actriz Beatriz Spelzini hará un solo mientras dialoga con sonidos en "off" y que está planeada para ser estrenada en Buenos Aires y luego emprender una gira que la llevará por otras ciudades argentinas y países de América Latina y España.

"Desde la hermosa experiencia que tuvimos con "¡Ay, Carmela!", que estrenamos en 2013 y cubrió varias temporadas, Sinisterra me ofrece, entre otras, esta pieza. Me sentí muy conmovido con la dramaturgia; cómo logró tejer el universo de Chéjov y el suyo potenciando la metáfora original y su notable vigencia -señaló Giles en diálogo con Télam-. Y me hizo ilusión la posibilidad de trabajar con tres actrices deliciosas como Ana María, Livia Fernán y Emma, porque el teatro vivo sin actrices y actores es imposible de hacer.

Télam: ¿Cuál es su interés principal por el autor, sobre el que ya trabajó en "¡Ay, Carmela!" y "Variaciones...? Y agregás "Los figurantes" y "Valeria y los pájaros"

Alejandro Giles: José Sanchis Sinisterra es un autor que me mantiene alerta, que me interpela en la vital importancia de preservar la memoria. 

T: ¿Cómo organiza un espectáculo como "Valeria...", que depende tanto de lo técnico?

AG: Actualmente me encuentro en pleno proceso creativo con esa pieza, que estamos montando con Beatriz Spelzini. En este caso particular, tanto el sonido como su operación son muy relevantes en la trama; el trabajo de comunicación entre nosotros tres -actuación, técnica y dirección- es fundamental para que el espectáculo sea un acontecimiento vivo. Para ello planteo un plan en etapas muy definidas: primero descubrir con la actriz el mundo de Valeria y a partir de allí crear la producción sonora; pronto llegará el momento de articular ambas cosas.

T: ¿Eso no lo condena a cierta mecanicidad?

AG: El secreto es tener una actriz de la magnitud de Spelzini y un técnico con un alto nivel de escucha, que se sume interactuando con ella en todo momento.

T: ¿Cómo busca un director aquella diferencia que lo hace construir un espectáculo distinto?

AG: La diferencia es un punto de llegada después de un trabajo hecho con honestidad, en un proceso personal y de equipo. No podemos hacer nada solos sin relacionarnos teniéndonos en cuenta y compartiendo; es todo lo que el teatro nos pide para poder habitarlo y vivirlo. Es éste el teatro en el que creo.

T: ¿Por qué pensó en Beatriz Spelzini para protagonizarla?

AG: Justamente porque es una gran actriz. Hay personajes y zonas del trabajo del actor que solo pueden transitar aquellas y aquellos que están dispuestos a bucear en las profundidades del alma humana, porque no se permiten mentir y hacer un trabajo artificial. 

T: ¿Tiene un público específico en tu imaginación? 

AG: Un público que desee preservar la memoria, que sienta que el otro le importa, y en toda aquella persona que tenga el anhelo de compartir con nosotros la experiencia viva del teatro. Confío en el poder transformador del hecho teatral desde cualquier lugar que uno participe.

T: ¿Cómo es tu plan de viajes anunciado?

AG: Seguiré dictando seminarios para actores en diferentes lugares como hasta ahora. Y con "Valeria y los pájaros" tenemos programada una gira internacional por América latina y Europa, después de la Argentina, que nos ocupará los próximos dos años.

(Télam)