espectaculos

A los 80 años murió Ramona Galarza, máxima figura del chamamé

Por Agencia Télam

22-09-2020 03:30

La cantora correntina Ramona Galarza, acaso la máxima figura de la canción litoraleña y del chamamé, conocida popularmente como “La novia del Paraná”, murió hoy a los 80 años dejando una huella imborrable en la cultura popular argentina a partir de su voz plena e inconfundible y sus más de 60 discos registrados.

El traslado del cuerpo de la cantante desde el porteño Hospital Pirovano, donde había sido internada tras sufrir un paro cardiorrespiratorio, a Corrientes, fue gestionado por orden del gobernador de Corrientes Gustavo Valdés, según informó a Télam, Raúl Benítez Alías, titular de la Casa de Corrientes en Buenos Aires.

"No podemos hacer un acto pero sí las gestiones para darle una cristiana sepultura, lo que será en el panteón de su familia, Onetto, en el cementerio San Juan Bautista de Corrientes", dijo por su parte el presidente del Instituto de Cultura de Corrientes, Gabriel Romero, en el programa radial “Corrientes en el Aire”.

Galarza, una de las cantantes con mayor resonancia en la música argentina, acompañó con su voz a varias generaciones desde la radio de un taller y hasta los escenarios más emblemáticos del mundo. Ella es el chamamé.

“Cuando abre la boca no hay otra cantora”, dijo en una entrevista con Télam, “El Zurdo” Maciel, el guitarrista que acompañó a la cantora durante los últimos 14 años de su carrera.

“Cuando nosotros tocamos, yo siempre estoy al lado de ella, le voy pasando letras, y cuando canta me agarra una piel de gallina, yo lo vivo así en cada presentación”, comentaba hace pocos días el músico y mano derecha de la artista en la última etapa de su historia musical.

En aquella charla telefónica que dio en plena cuarentena, Maciel, definió a “La novia del Paraná” como una verdadera profesional y recordó que antes de cada presentación “hacía sus ejercicios vocales con un cassette que llevaba siempre en sus viajes”.

Ramona Modesta Onetto –su verdadero nombre- nació en Corrientes el 15 de junio de 1940. Comenzó a cantar desde muy pequeña en fiestas familiares y escolares, y ya en la adolescencia se sumó a la Orquesta Folclórica de la Provincia de Corrientes, dirigida por Naum Salis, donde compartió el rol de solista junto a Ernesto Dana (Efraím Maidana).

En 1958, impulsada por el compositor paraguayo Herminio Giménez, participó de la película “Alto Paraná”, dirigida por el cineasta Catrano Catrani y protagonizado por Ubaldo Martínez, donde Ramona cantó “Kilómetro 11”.

Aquella fue la primera gran aparición pública de esta figura que a lo largo de su extensa y trascendental trayectoria participó de nueve filmes y que llevó al chamamé por todo el país y el exterior, a partir de memorables interpretaciones de clásicos como "Merceditas", "La vestido celeste" y "Galopera", entre muchas otras.

En 1960 decidió radicarse en Buenos Aires para continuar su carrera artística, ciudad en la que el mismo Herminio Giménez le consiguió una prueba en el sello EMI-Odéón, donde conoció a quien luego sería su esposo, el empresario y productor Fernándo López, directivo de esa compañía.

Bautizada ya por esa época como “La novia del Paraná”, Ramona actuó en peñas, festivales, teatros, radio y televisión representando a la canción litoraleña, acompañada de grandes artistas como Ariel Ramírez, Raulito Barboza y las orquestas de Carlos García y Oscar Cardozo Ocampo.

Realizó giras por diferentes países como Chile, Venezuela, Paraguay, Canadá, Colombia y los Estados Unidos, donde se presentó en los emblemáticos Lincoln Center y Carnegie Hall, ambos clásicos escenarios de la ciudad de Nueva York.

En 1978 lanzó junto al acordeonista curuzucuateño Tarragó Ros -padre de Antonio Tarragó Ros- el disco “Los grandes del litoral”, donde Ramona interpretó clásicos como “Km 11”, “Merceditas”, “Camba Cuá” y “Sargento Cabral”.

Luego registró con Los Reyes del Chamamé (exconjunto de Tarragó Ros) otro álbum titulado "Los Grandes del Litoral - Volumen 2".

En 1989 viajó a Australia representando al chamamé, y en 1991 se presentó en Estados Unidos en una gira que la tuvo por escenarios de las ciudades de Washington, Baltimore, Los Ángeles, Houston, Orange y Dallas; además, “La novia del Paraná“, actuó en París (Francia) en un Festival Internacional de música popular.

A lo largo de su vida, grabó más de 60 discos. En 1993 registró en vivo junto a la cantautora correntina Teresa Parodi el álbum “Correntinas”, colaboración que se repitió en 1995 con el disco “Correntinas Volumen II”.

En 2008 Ramona Galarza fue distinguida en el Senado de la Nación por su aporte a la cultura. Hoy falleció dejando un inmenso legado para la música popular argentina. (Télam)