economia

Venta de inmuebles sigue en baja y crece interés por lotes impulsado por costos de la construcción

Por Agencia Télam

26-08-2020 05:30

La compraventa de inmuebles sigue en baja en la ciudad de Buenos Aires en medio de las restricciones existentes por la pandemia de coronavirus, con pocas operaciones que dan cuenta de una reducción en los precios, al tiempo que crece el interés de potenciales inversores por la compra de lotes debido a que el los costos de la construcción -medidos en dólares- resultan convenientes en la actualidad.

De acuerdo con lo que informó hoy el Colegio de Escribanos porteño, la cantidad de escrituras de compraventa de inmuebles registró en julio una caída de 82% respecto de igual mes del año pasado.

Durante el séptimo mes del año, la cantidad de actos registrales sumaron apenas 573, lo que representó una baja de 59,2% respecto a junio pasado.

“Registramos 26 meses consecutivos de caída interanual, lo cual denota la gravedad de la situación. Si claramente el 2019 había sido el peor indicador, este año será muchísimo peor. En el afán de encontrar soluciones nos estamos reuniendo con entidades afines al sector inmobiliario y hemos acercado propuestas al Gobierno local y nacional", dijo el titular del Colegio porteño, Carlos Allende.

En tanto, la Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios (Camesi) reflejó -en su cuarto observatorio mensual que abarcó a tres mil operadores de todo el país- que en el 80% de las propiedades que se encuentran a la venta marcaron una rebaja en los precios de entre 10% y 20% respecto a la prepandemia, y que en el 20% restante las reducciones son de entre 30% y 40%.

"La gran mayoría, por no decir la totalidad de los operadores, está negociando operaciones a la baja. En poco más de la mitad de los casos, esta baja se produce al momento de cierre de la operación. Mientras que alrededor del 40 por ciento la registra al momento de publicar la propiedad", sostuvo el director ejecutivo de la Camesi, Mariano García Malbrán.

Según un relevamiento del portal especializado Reporte Inmobiliario, los valores en dólares a los que se publican las ofertas de venta de departamentos usados de dos y tres ambientes mostraron una retracción para el promedio de la Ciudad de Buenos Aires de 13,8% en los inicios de agosto frente al mismo mes del año pasado.

"Está a la vista que los valores de oferta evidencian escasa flexibilidad a un ajuste más rápido, ya que la baja aún no resulta de la dimensión necesaria como para recuperar un nivel de ventas que ha llegado a un mínimo histórico", destacó el reporte.

Al respecto, el empresario del sector Sebastian Cantero -en diálogo con Télam- dijo que "el dueño de la casa terminada no quiere bajar el precio de manera suficientemente importante como para equiparse al costo de construcción de una unidad nueva" y aseguró que "el momento para comprar y encarar una obra de construcción es ahora porque todavía la inflación de la construcción no es la real, en poco tiempo más se va a equilibrar de nuevo".

En este contexto, afirmó que "la demanda de lotes se vio incrementada en el área metropolitana Buenos Aires (AMBA) porque está acompañado de un bajísimo costo histórico de la construcción. Hoy construir una casa o edificio es muchísimo más bajo que al inicio de la pandemia".

Por su parte, el corredor inmobiliario Oscar Puebla señaló a Télam que "hay mucha más demanda de terrenos y se nota la necesidad de la gente de cambiar el estilo de vida" y detalló que "el bajo valor de la construcción permite pensar en vender un departamento en Buenos Aires y construir con ese mismo valor una casa".

"Un terreno de 800 metros en un barrio privado de Pilar sale US$ 25.000 y una casa de 150 metros cuadrados unos 100 mil dólares, con 130 mil dólares te estas mudando a un barrio privado con una casa distinta", detalló.

En la misma sintonía, el desarrollador Horacio Ludigliani señaló que "hay una revalorización del GBA. De hecho, ya se comienza a hablar del tercer éxodo: el primero cuando se amplió la Panamericana y algunos accesos, el segundo en la crisis de 2001 donde también bajaron los costos de construcción en dólares, y el tercero en esta oportunidad en la cual sabemos que el teletrabajo llegó para quedarse".

"No solo la baja del precio hoy hace muy conveniente vender en Capital y construir en un barrio cerrado sino que también el teletrabajo nos empujó a buscar espacios más amplios, ventilados, con verde y con pileta", explicó a Télam.

Por su parte, el asesor inmobiliario Daniel Zampone sostuvo que "el mercado inmobiliario se empieza a mover, la gente empieza a salir, empieza a ver casas y uno de los productos que más se está potenciando son los lotes porque tenemos el precio de construcción más bajo de los últimos tiempos".

En declaraciones a Télam, indicó que la construcción "es uno de los caminos que estamos viendo para la reactivación inmobiliaria. Aquel que tenga un lote es el momento correcto para construir, y para el que tenga algún sobrante en pesos es un buen refugio entrar en un pozo, un edificio que se hace de cero porque al término de dos o tres años sale en dólares el inversor".

En este contexto, la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos (CEDU), con apoyo de empresas del sector del desarrollo inmobiliario y la construcción inició una campaña que reclama la reactivación de las obras privadas en el AMBA.

"El sector de la construcción es clave para reactivar la economía del país, en un contexto complejo y diverso. Pero para eso necesitamos que #ReactivemosLasObras en el AMBA, con todos los protocolos y medidas sanitarias adecuadas, como las obras que ya han iniciado en otras partes del país", consignó la cámara. (Télam)