economia

Transporte de cargas en aerolíneas latinoamericanas marcó en agosto una merma de 26% interanual

Por Agencia Télam

29-09-2020 06:00

La demanda de carga en las aerolíneas latinoamericanas registró en agosto una merma de 26% respecto de igual mes de 2019, mientras que el cotejo intermensual se mantuvo estable, tras varios meses de fuerte deterioro, informó hoy la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA).

Las rutas comerciales entre América Latina (particularmente América Central) y América del Norte compensaron la debilidad de otros destinos, en el marco de una capacidad muy restringida en la región en lo que respecta a la oferta de vuelos.

En el campo global, los mercados mundiales de carga aérea en agosto mostraron que la mejora sigue siendo lenta en medio de una capacidad insuficiente, en la que demanda se mueve levemente en una dirección positiva en el cotejo intermensual, en medio de la pandemia de coronavirus y las medidas restrictivas aplicadas a nivel global para morigerar el avance de la pandemia.

Según IATA, la demanda mundial, medida en toneladas-kilómetro de carga (CTK), fue un 12,6% inferior a agosto del año anterior en la región.

"Se trata de una modesta mejora con respecto a la caída interanual del 14,4% registrada en julio, mientras que la demanda desestacionalizada creció un 1,1% intermensual en agosto", precisó la entidad en un comunicado.

“La demanda de carga aérea mejoró 1,8 puntos porcentuales en agosto en comparación con julio. Eso sigue siendo un 12,6% menos que los niveles del año anterior y muy por debajo de la mejora del 5,1% en el PMI manufacturero", señaló Alexander De Juniac, director general y CEO de IATA.

Agregó que "la mejora se está estancando por las limitaciones de capacidad, ya que gran parte de la flota de pasajeros, que normalmente transporta el 50% de toda la carga, permanece en tierra".

"La temporada alta de carga aérea comenzará en las próximas semanas, pero con severas limitaciones de capacidad, los transportistas pueden buscar alternativas como el océano y el ferrocarril para mantener la economía global en movimiento", concluyó De Juniac. (Télam)