economia

Trabajadores formales de entre 30 y 40 años, el perfil de los que toman seguros de vida y retiro

Por Agencia Télam

14-11-2020 01:30

Los trabajadores formales de entre 30 y 40 años son los que mayoritariamente consultan y terminan adquiriendo un seguro de vida o retiro, coincidieron los líderes de las empresas consultadas.

"La relación de contratación entre hombres y mujeres es pareja, con edades promedios que rondan entre los 30 y 40 años. En todos los casos, se trata de personas en plena actividad laboral, ya sean autónomos, profesionales o empleados", explicó Gabriela Marchisio, gerenta de Sancor Seguros de Personas y Prevención Retiro.

En línea con sus pares, señaló: "en general advertimos que son personas que desconocían estas opciones de cobertura y ahorro".

Álvaro Toricez, gerente comercial de Orígenes Seguros, recomendó tomar lo antes posible este tipo de pólizas de retiro o de vida con capitalización, "porque la capitalización será cada vez mayor".

En cuanto a la relación con el producto una vez contratado, Mauricio Zanatta, presidente y CEO de Prudential Seguros, precisó que "los que adquieren un seguro de vida, lo hacen en gran medida para toda la vida porque son decisiones que se toman a muy largo plazo y con gran conciencia sobre lo que se está contratando".

"Un estudio que llevamos a cabo junto a Ipsos en la Argentina durante los primeros meses de la pandemia, reveló que el 79% de los argentinos que contratan seguros de vida manifestó su voluntad de mantenerlos, el 8% suspenderá las pólizas por un tiempo, otro 8% demorará sus pagos y un 5% las dará de baja", detalló Vanesa Kahrs, gerenta de Estrategia de MetLife Argentina.

"Si se compara el interés por mantener los seguros de personas (como los de vida) con los referidos a bienes personales, la diferencia es muy significativa: el porcentaje de argentinos encuestados que tiene seguros patrimoniales y que buscará mantenerlos baja al 47%, el 27% los suspenderá por un tiempo, el 13% demorará sus pagos y otro 13% los cancelará", agregó.

Toricez apuntó además que uno de los incentivos para los que toman estos seguros son los incentivos fiscales y la posibilidad que tienen las personas alcanzadas por el impuesto a las Ganancias de acumular las pólizas y sus deducciones hasta los topes estipulados, que sin dudas influyen a la hora de dar el primer paso.

Las deducciones de Ganancias se actualizaron desde un tope de $ 12.000 a $ 18.000, y el año que viene se eleva a $ 24.000. Además, pueden acumularse los incentivos de los seguros de retiro y de vida. (Télam)