economia

Retoman obra del Parque Industrial Curtidor de Lanús bajo protocolo sanitario

Por Agencia Télam

30-07-2020 07:45

La obra del Parque Industrial Curtidor (PIC) de Lanús retomó su actividad, bajo un protocolo estricto y plan de contingencia especial en el contexto de emergencia sanitaria por la pandemia de Covid-19, informó hoy la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo.

La iniciativa, que lleva adelante Acumar junto a la Cámara de Curtidores de Buenos Aires, es financiada por el Banco Mundial (Crédito BIRF 7706-R) y ya alcanzó un avance del 40%.

En el reinicio de actividades, tras el parate por las medidas de aislamiento por el coronavirus, las obras se focalizan en pavimentos, terminado de cámaras de pluviales y el muro perimetral.

Dentro del predio, ubicado en General Olazabal 3500, se contempla también la construcción de una Planta de Tratamiento de Efluentes Líquidos Industriales (PTELI) que tendrá capacidad de tratar entre 8.000 a 12.000 m3 diarios y contará con tecnología de punta.

En abril se firmó el acuerdo con el consorcio adjudicatario que lleva a cabo el diseño, construcción, puesta a punto y mantenimiento de la planta que tratará los vertidos de las empresas que se asienten en el PIC.

Estas tareas ya fueron iniciadas encontrándose en una etapa administrativa y de relevamiento.

Mediante este proyecto, Acumar promueve el traslado de pequeñas y medianas curtiembres que, de manera individual, no podrían afrontar los costos de un correcto manejo de efluentes industriales, evitando la contaminación ambiental y permitiendo que cientos de trabajadores y trabajadoras del sector no se vean perjudicados/as.

Además, permitirá manejos más eficientes de los residuos, minimizará las emisiones a la atmósfera y los impactos de los efluentes líquidos ya que el conjunto de industrias compartirá la misma tecnología de tratamiento, homogeneizando de ese modo la calidad del vertido final.

La actividad curtidora, junto a la galvanoplastia y los frigoríficos está considerada una de las más críticas por su capacidad de vertidos industriales con carga orgánica y química de cromo y sulfuros. Actualmente, en la Cuenca la mayor concentración de establecimientos de este rubro se encuentra en Lanús. (Télam)