economia

Productores e industriales alertan sobre las dificultades para pagar salarios en Mendoza

Por Agencia Télam

06-05-2020 04:00

Entidades industriales, productivas y comerciales de la provincia de Mendoza alertaron hoy sobre las dificultades que están enfrentando para abonar los salarios del mes de abril, con un nivel de actividad que no supera el 30%, problemas en la cadena de pagos y créditos estatales que cubren a alrededor del 50% de las pymes locales.

Desde la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la Provincia de Mendoza, el vicepresidente de la entidad, Julio Totero, dijo que "con una actividad que no supera el 30 %, con la cadena de pagos muy atrasada y sin demanda significativa la situación es muy difícil".

"Pretendemos que se establezca un salario de referencia para todos los trabajadores y a partir de ahí, la empresa hace su aporte en función de su nivel de actividad", señaló a Télam.

Con respecto a los créditos estatales, el metalúrgico explicó que "han sido recibidos por menos del 50% de las pymes, porque la fórmula utilizada debe corregirse. Es un error considerar el periodo del 12 de marzo al 12 de abril para comparar la caída de las ventas, porque la cuarentena comenzó el 20 de marzo, y las empresas industriales facturaron en abril lo que vendieron en meses anteriores".

También el presidente de la Unión de Comercio e Industria de Mendoza, Daniel Ariosto, considera que la situación es compleja para las pymes: "Con el pago de salarios, se encuentran muy complicadas, ya que hay actividades que están cerradas desde hace más de un mes con cero facturaciones".

El representante del rubro comercial resaltó que "las cámaras nacionales han solicitado al gobierno nacional que tenga a bien dar un préstamo a tasa 0, a devolver una vez que pase la cuarentena, el efecto sería neutro".

En el sector vitivinícola, las cosas no son mejores: "La situación es difícil, desde nuestro sector se está haciendo un esfuerzo importante para mantener los puestos de trabajo, muchas cooperativas han tenido que limitar la contratación de horas extras y refuerzo de personal para hacer frente a la temporada de vendimia", explicó a Télam el gerente de la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas de Argentina, Nicolas Vicchi.

"Hemos podido terminar recientemente la cosecha, pero el panorama es incierto. Si el precio del vino no se reactiva, habrá abandonos de fincas y disminución de labores agrícolas", agregó.

Por su parte, Fernando Ligorria, secretario general del Centro de Empleados de Comercio Filial Mendoza, expresó: "Las cámaras están gestionando con el gobierno alguna posibilidad de apertura. Los trabajadores han cobrado marzo, pero abril no saben en qué medida van a cobrar y seguramente muchas de las empresas optarán por acuerdos de suspensión con pagos no remunerativos, más allá de la ayuda del gobierno".

Por eso, Ligorria aseguró a Télam: "Desde el gremio esto nos preocupa y vamos a trabajar para sostener las fuentes laborales, poniendo a disposición todas las herramientas legales para el acompañamiento de los empleados de comercio".

Por último, Juan Carlos Caselles, director de la Comisión de Pequeñas Bodegas de Argentina, sostuvo que todas las empresas "están en alerta. Se priorizan inversiones y algunos las suspenden, hay planes comerciales de contingencia para nuevos canales de venta y recortes de estructura de costos. Es una situación sin precedentes".

"Las distintas cámaras que agrupan a las empresas se siguen reuniendo y tratando de encontrar soluciones creativas para los más afectados, sabiendo que el gobierno es un damnificado más en esta crisis", dijo Caselles, quien remarcó que "los trabajadores están cobrando, salvo algunos que han perdido su trabajo porque se terminó la temporada o se lo suspendió temporariamente hasta que la actividad se reactive". (Télam)