economia

Para la Unctad, la cooperación Sur-Sur puede ayudar a la recuperación económica post-coronavirus

Por Agencia Télam

03-06-2020 03:45

La cooperación Sur-Sur puede ayudar a la recuperación económica post-coronavirus, aseguró el director de Estrategias de Globalización y Desarrollo de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad, por sus siglas en inglés), Richard Kozul-Wright.

Según Kozul-Wright, la crisis de la Covid-19 "pone a prueba la capacidad de los arreglos de gobernanza para hacer frente a choques inesperados y los resultados apuntan a una variación considerable a nivel nacional".

"La cooperación Sur-Sur, aunque no es un sustituto de una respuesta internacional adecuada a la crisis, puede apuntar hacia un futuro mejor", consideró el especialista, para quien "el daño económico a la economía mundial este año será devastador, agravado por la ausencia de acuerdos sólidos para coordinar los esfuerzos individuales de cada país".

Para muchos países en desarrollo, donde hasta 90% de la fuerza laboral se dedica a actividades informales, "los primeros efectos de la crisis se produjeron a través del contagio económico antes del shock sanitario", señaló.

Para el economista de la Unctad, la mayoría de los países "se ha visto abrumado por un círculo económico vicioso de fuga de capitales, colapso de la moneda, disminución de los ingresos de divisas y reducción del espacio fiscal".

"Con los niveles de deuda ya en máximos históricos cuando llegó la crisis", afirmó en su informe, "los países en desarrollo necesitarán al menos US$ 2,5 billones en los próximos dos años para satisfacer sus necesidades de financiamiento externo".

La respuesta del sistema multilateral a este estrés financiero extremo fue "decepcionante", muy por debajo de lo que la Unctad, junto a muchos otros, propuso "para evitar que la recesión se convierta en depresión y, posiblemente, otra década perdida", consignó.

Por ello, afirmó Kozul-Wright, la cooperación entre los países del Sur puede brindar "cierto grado de alivio y apoyo con la recuperación" y "proporcionar un plan para el tipo de coordinación y cooperación internacional que se necesitará para recuperarse mejor".

Para la Unctad, los subsidios financieros masivos que se implementan en el Norte para sostener a las empresas durante la pandemia no pueden ser igualados por los países en desarrollo, por lo que "los acuerdos comerciales Sur-Sur, especialmente a nivel regional, pueden proporcionar mercados diversificados para aprovechar las oportunidades de exportación".

Pero dadas las circunstancias excepcionales, aclaró el trabajo, se necesita una "Cláusula de Paz" temporal que cubra todas las áreas de la legislación de la OMC que obstaculicen el uso de políticas comerciales e industriales.

Los países en desarrollo también deberían, siempre que sea posible, "usar juiciosamente el espacio entre sus aranceles agrícolas e industriales aplicados y consolidados para ayudar a mitigar el daño de la crisis y aumentar los ingresos arancelarios necesarios para desarrollar la resiliencia futura", planteó.

La pandemia también puso en primer plano la flexibilidad que necesitan los países para obtener y distribuir alimentos, especialmente en tiempos de crisis, indicó, y agregó que "la mayoría de los países en desarrollo está bien ubicada para desarrollar la colaboración regional en las cadenas de valor agrícolas, ya que sus economías presentan complementariedades significativas".

"En respuesta a la Covid-19, los países del Sur necesitan fortalecer las alianzas estratégicas en el corazón de la cooperación Sur-Sur y construir solidaridad en torno a las reformas a la arquitectura multilateral que empujan hacia una gobernanza global más inclusiva", aseguró y concluyó: "Esta es una crisis que los países en desarrollo no deberían desaprovechar". (Télam)