economia

Para IATA el gobierno argentino podría adelantar la reanudación de vuelos para junio o julio

Por Agencia Télam

30-04-2020 05:45

El vicepresidente para América de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), Peter Cerda, opinó hoy que el Gobierno argentino podría plantear la reanudación de los vuelos aerocomerciales para junio o julio, como lo están haciendo otros países, e ir adecuando la fecha con el desarrollo de la situación sanitaria por la pandemia de coronavirus.

Esta semana, el Gobierno extendió la prohibición de vuelos comerciales domésticos o internacionales desde el territorio nacional, así como la venta de tiquets aéreos hasta el 1 de septiembre, fecha a partir de la que cual las compañías aéreas podrán regularizar su operación, mediante una resolución de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

“El diálogo con el gobierno argentino está abierto y por supuesto que estamos dispuestos a trabajar codo a codo con las autoridades para avanzar en soluciones que redunden en un beneficio para la industria y para todo el sector, teniendo en cuenta la importancia que implica para Argentina el transporte aéreo”, expresó Cerda en una teleconferencia con periodistas de Latinoamérica,

El directivo sostuvo que “Argentina es hoy el único país que ha puesto el reinicio de las operaciones aéreas para después del 1 de septiembre, no sólo en la región, sino en el mundo. En Europa y Estados Unidos ya se habla de junio o julio y una fecha tan alejada complica los proyectos de reactivación de las compañías”.

“Entendemos la posición del gobierno argentino, pero en ese sentido sería mucho mejor si se decide poner una fecha más cercana y luego ir modificándola si las circunstancias sanitarias así lo ameriten y de esa manera evitar un perjuicio muy grande para todo el sector, tanto aerocomercial como turístico”, indicó Cerda.

Explicó que “el impacto negativo en las empresas aéreas sería de US$ 2.272 millones si la reactivación se concreta en junio o julio, pero de US$ 3.074 millones si esa reanudación se estira hasta septiembre”.

“Pero, además, dejaría a Argentina en una posición absolutamente desfavorable respecto a la conectividad en la región y con el resto del mundo, porque incluso habrá varias aerolíneas que no volverán a volar hacia Argentina por un buen tiempo debido a la caída de la demanda, ya ha tomado esa medida Air New Zealand y seguramente habrá otras”, remarcó.

Insistió en que “la situación es muy difícil, no será el mismo mercado, ni en Argentina ni en el resto del mundo, cuando se vuelva a volar con normalidad, habrá menos vuelos, menos pasajeros y las compañías deberán adecuarse a esa nueva situación y desde IATA pensamos que la única manera de enfrentar esto es trabajando en conjunto con el gobierno para enfrentar lo que vendrá”.

El directivo destacó que “un país tan vasto necesita de la aviación y necesita que la aviación esté en condiciones de funcionar cuando la pandemia cese, y esa reactivación sólo será posible con medidas que contemplen la situación de las empresas” aerocomerciales.

“Queremos y necesitamos el diálogo para poder avanzar en conjunto hacia lo que sea mejor para el país y para la industria -agregó. No dudamos que si la industria funciona ayudará al país a volver a funcionar y eso vale para Argentina y para el resto de los países de América Latina".

En ese sentido, insistió que la IATA procura "aportar para la implementación de las medidas que sean necesarias y seguir trabajando en ello" para lo cual dijo esperar "una reacción favorable del gobierno para avanzar”. (Télam)