economia

Para el Consejo de las Américas, la oportunidad de un acuerdo es ahora

Por Agencia Télam

22-07-2020 07:15

El Consejo de las Américas, el influyente foro de empresas e inversores de Estados Unidos con intereses en la región, consideró hoy que "la oportunidad de un acuerdo entre la Argentina y sus acreedores es ahora", cuando faltan menos de 15 días para venza el plazo fijado para que los bonistas informen si aceptan la última oferta presentada por el Gobierno.

La presidenta del Consejo de las Américas, Susan Segal, afirmó esta mañana que la última propuesta oficial elevada a la comisión de Valores de Estados Unidos "es balanceada y justa", un día después de que el presidente Alberto Fernández disertara ante empresarios internacionales en un encuentro organizado por dicha entidad.

"No hay un acuerdo perfecto para los acreedores ni para el Gobierno. Un acuerdo tiene que ser balanceado y justo. Y la oferta del Gobierno es balanceada y justa", sostuvo Segal en diálogo con la FM Radio Con Vos.

Segal consideró que "la solución para ambos lados está frente a ellos", y remarcó que "es momento de cerrar" el acuerdo de reestructuración de la deuda.

Al respecto, insistió con que "la oportunidad de hacer un acuerdo entre los bonistas y el Gobierno es ahora", y subrayó que "hay una oferta clara de parte del Gobierno", dijo luego de que tres grupos de acreedores -entre los que se encuentran los más duros como Blackrock, Ashmore y Monarch, y algunos bonistas del canje 2005 y 2010- decidieran unirse a último momento para intentar subir un poco más la oferta.

"Los bonistas tienen que escuchar lo que dice el presidente (Alberto Fernández). El Presidente dijo muy claramente que ésta es la última oferta y los bonistas tienen que tomarlo en serio", insistió Segal, quien afirmó que "hay una oportunidad única ahora de cerrar el acuerdo" por la deuda.

Señaló que "el Presidente quiere cumplir con el acuerdo", pero puntualizó que "también necesita recursos fiscales para atender la economía pospandemia"

En tanto, las últimas estimaciones de analistas locales e internacionales son que hay muy poca distancia económica entre las partes, de no más de 3 dólares cada 100 de valor nominal de deuda, lo que alienta a especular que el acuerdo no está lejos de poder lograrse.

En esta línea opinan desde bancos de inversión como Morgan Stanley y Goldman Sachs, economistas locales liberales, y hasta economistas más cercanos al Gobierno, como el consultor y exviceministro de Economía Emammual Alavarez Agis,

Otro dato que destacan los analistas es que el proyecto de ley de reestructuración de la deuda en dólares bajo legislasción local, ya listo para ser debatido en el Senado, tiene los mismos parámetros que la iniciativa que se lleva adelante con los títulos bajo ley extranjera.

Esto es muy importante también para acreedores del exterior. como Fidelity y PIMCO, que también tienen una alta participación de bonos bajo ley local y pedían el mismo trato para estos bonos que para sus tenencias de títulos argentinos bajo ley extranjera.

El mercado ve el mayor escollo en el tratamiento que podría dar el Gobierno a la facultad para hacer uso o no de la reasignación de los bonos expost del canje, para lograr alcanzar la mayorías necesarias en operaciones sucesivas.

Blackrock y otros acreedores quieren que el Gobierno argentino diga de manera explicita que no utilizará esta estrategia en detrimento de los intereses de dichos fondos, algo similar a lo que plantearon antes de la firma del acuerdo de reestructuración de deuda con Ecuador.

Por el momento, desde el Gobierno subrayan que sus parámetros están en línea con lo que postulan los países del G20 y el Fondo Monetario Internacional, además de contar con el aval del International Market Capital Association (ICMA).

Esta última entidad representa de manera general lo que se denomina el "interés de los mercados", que se comprometieron en 2014 a aceptar las nuevas Clausulas de Acción Colectiva que comenzaron a regir ese año.

Ahora son los mismos acreedores quienes cuestionan esas reglas, alegando que existe un "vacío legal" que podría volverse en su contra si Argentina decide reasignar bonos y utilizar la maniobra conocida como "Pacman", para maximizar el ingreso al acuerdo.

Al respecto el presidente Alberto Fernández fue claro ayer ante el auditorio del Council, al enfatizar que "una de las cosas que debemos respetar son las normas".

"Y las normas internacionales para dirimir reglas soberanas están escritas; y nosotros utilizamos eso, y si el mundo decide cambiarla asumiremos este cambio, pero lo que no puede ser es cambiar sobre la marcha, cuando las normas están escritas y para ser cumplidas", subrayó el jefe del Estado.

(Télam)