economia

Los bancos privados son una vergüenza, afirmó el gobernador de Tierra del Fuego

Por Agencia Télam

06-05-2020 05:00

El gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, criticó hoy a la banca privada y la calificó como “una vergüenza” por no brindar una mayor asistencia crediticia a las pequeñas y medianas empresas en el marco de la crisis derivada de la pandemia de coronavirus.

En declaraciones públicas, Melella acusó a los bancos de “haberse beneficiado con la timba financiera, dando créditos con una tasa altísima” en los últimos años, mientras que “cuando la comunidad los necesita están escondidos, desaparecidos y especulando”.

Según el mandatario fueguino, tanto el gobierno nacional como las provincias “están trabajando fuertemente” para acompañar este contexto de crisis económica, y por lo tanto necesitan “más respuestas” del sector financiero.

“Hay que hacerle ver a la banca privada la mala intención que está teniendo con el pueblo argentino. En épocas de bonanza salen a ofrecer de todo, y hoy que los clientes los necesitan han desaparecido, han hecho sus negocios y están escondidos”, remarcó el gobernador.

En la misma línea, agregó que la actitud de los bancos “produce vergüenza”, ya sea “por la falta de reacción” como por el rol excluyente en el que dejan a los bancos públicos.

Como ejemplo de ello, Melella mencionó al Banco de Tierra del Fuego (BTF) al señalar que “siendo una entidad chica debe ahora dar respuestas en dimensiones muy grandes”.

“Realmente espero que el sector privado que hoy le reclama mucho al Estado, también le reclame a la banca privada”, advirtió el mandatario.

El malestar del jefe del Ejecutivo fueguino con los bancos instalados en la provincia se hizo notar a partir de una reunión que mantuvieron funcionarios con representantes de las entidades crediticias, el 4 de abril.

En ese contexto, las autoridades les pidieron a los bancos que operan a nivel local un mayor compromiso en la instrumentación de las asistencias anunciadas por el gobierno nacional, y en las impulsadas por el BTF, pero los funcionarios no obtuvieron el respaldo esperado. (Télam)