economia

Levy Yeyati: 'Están dadas las condiciones para un acuerdo por los bonos emitidos desde 2016'

Más detalles en la nota.

Por Agencia Télam

07-06-2020 04:00

El economista Eduardo Levy Yeyati señaló que "están dadas las condiciones" para que el gobierno alcance un acuerdo con los acreedores que tienen en su poder bonos emitidos a partir de 2016 y persiste la "duda" respecto a si el entendimiento también abarcará a los títulos de los canjes de 2005 y 2010, que requieren un mayor porcentaje de adhesión para generar la mayoría necesaria.

Levy Yeyati dijo que el presidente Alberto Fernández entendió desde el principio el costo socioeconómico y político que puede significar caer el default en este contexto.

A diferencia de otros economistas, recalcó en que la crisis desatada por el coronavirus no colaboró con la negociación, ya que "la posición de mínima de los acreedores no se modificó mucho".

Levy Yeyati es ingeniero civil de la Universidad de Buenos Aires y doctor en economía de la Universidad de Pennsylvania. En la actualidad es decano de la Escuela de Gobierno de la Universidad Torcuato Di Tella UTDT) y profesor visitante de la Harvard Kennedy School of Government e investigador principal del Conicet, entre otras actividades.

A continuación, se exponen los principales tramos de la entrevista:

¿Qué escenarios evalúa usted en relación al canje de deuda?

Eduardo Levy Yeyati: Creo que desde un principio el Presidente entendió el costo socioeconómico y político de un default en este contexto, y la oportunidad de la crisis de sellar un acuerdo conveniente.

Están dadas las condiciones para un acuerdo que genere las mayorías necesarias para ejecutar las cláusulas de acción colectivas de los bonos emitidos desde 2016, cerrándole el camino a los holdouts.

Me queda la duda de si se alcanzará un acuerdo similar con los bonos de los canjes de 2005 y 2010, que tenían cláusulas más favorables a los holdouts.

Un punto a destacar es que, a pesar de que la quita de capital de la próxima oferta oficial será muy pequeña, esto no implica que no haya quita: el recorte de cupones también es una quita nominal, y estimo que será alto. Los valores a los finalmente están convergiendo las partes son razonables, sobre todo en el contexto de la pandemia.

¿La pandemia colaboró con la posición argentina en la negociación?

ELY: No lo creo, la posición de mínima de los acreedores no se modificó mucho, y la demora y la primera propuesta fallida fortaleció su posición negociadora.

¿La negociación del caso argentino por el canje de deuda puede ser tomada como punto de referencia ante futuras reestructuraciones de deudas soberanas, tras la pandemia?

ELY: Todas las reestructuraciones son tomadas en cuenta cuando un país renegocia. También la reciente de Ecuador, en la que se pidió un standstill (un acuerdo de suspensión de pagos contingente a una negociación).

Pero creo que a veces nos pensamos más fundacionales de lo que somos. No habría nada especial en este canje, salvo que se demoró demasiado a pesar de no haber cortado nunca la negociación.

El recorte dependerá de la tasa de interés que le cobren al país cuando los nuevos bonos comiencen a negociarse, y posiblemente será alto en valor presente, y moderado en términos de lo que el Gobierno tendrá que pagar. Lo importante será no olvidar que el canje lo que mejor hace es patear el problema de la sostenibilidad fiscal hacia adelante.

Pasando al plano del mercado cambiario, ¿es correcta la estrategia de "crawling peg" que impulsa el BCRA o el dólar está quedando atrasado en relación a otras monedas de la región?

ELY: Cuando uno habla de atraso en relación a otras monedas piensa en la competitividad de nuestros productos. En ese caso, hay otros factores a incluir en la ecuación, como las retenciones, o las barreras a la importación -la mayoría de nuestros productos tienen insumos importados- o el precio internacional.

En este sentido, un dólar más alto no ayudaría a aumentar nuestras exportaciones, pero sí a generar las del futuro. Y da señales al productor de que el gobierno entiende que la Argentina no puede crecer sin exportar más. Hasta ahora, las medidas del gobierno fueron en el sentido contrario.

Pero la presión cambiaria que uno ve en el tipo de cambio paralelo y en la venta de reservas tiene que ver con el dólar como moneda de ahorro: la depresión económica, el riesgo de un default, y las crecientes intervenciones del gobierno para cerrar aún más la cuenta financiera lo único que logran es una corrida hacia la salida.

Ya lo decía el Presidente, el mercado cambiario es una puerta giratoria: si se frena no salen dólares, pero tampoco entran. Como la mayoría ya salió, hoy conviene liberar la entrada.

Mucho se ha hablado sobre la estrategia de financiamiento con emisión que lleva adelante el Gobierno. En un escenario post cuarentena y de normalización de la economía, ¿cree que puede llegar a tener un impacto en la inflación?

ELY: La razones por las que la emisión aún no se traslada a precios son varias, todas transitorias: baja la velocidad de circulación porque circulamos menos, baja el multiplicador del crédito porque las empresas en modo supervivencia no producen ni invierten, y muchos precios están pisados por el gobierno -por regulación y por precios máximos-.

A medida que se libere la cuarentena y se normalice la economía, la inflación reprimida aparecerá. (Télam)