economia

La recaudación impositiva en Brasil se desplomó casi 29% en abril por la pandemia de coronavirus

Por Agencia Télam

21-05-2020 04:00

La recaudación impositiva de Brasil bajó 28,95% en abril frente al mismo mes de 2019 en términos reales, descontada la inflación, debido a la paralización de actividades provocada por las medidas restrictivas para hacer frente a la pandemia del coronavirus.

Según informó hoy la Administración Federal de Impuestos, el Gobierno brasileño recaudó en abril 101.154 millones de reales (US$ 18.063,2 millones) en impuestos, contribuciones y otros ingresos tributarios, el menor valor para este mes en los últimos 14 años.

La recaudación fiscal no era tan baja para un mes de abril desde la registrada en 2006, cuando el Gobierno central recibió 94.505 millones de reales (US$ 16.875,9 millones) en impuestos, precisó la agencia EFE.

La fuerte caída fue atribuida a los efectos del cierre de fábricas y comercios y de otras medidas de distanciamiento social adoptadas para frenar el avance del Covid-19 en Brasil, el tercer país con más casos de la enfermedad en el mundo (291.579) y el sexto con más muertes (18.859).

La Administración Federal de Impuestos admitió que la menor actividad de las empresas en abril redujo la recaudación en cerca de 6.400 millones de reales (US$ 1.142,8 millones), 15% de la pérdida fiscal total en el mes.

La disminución también fue atribuida a las propias medidas fiscales adoptadas por el Gobierno para reducir el impacto de la pandemia en la economía, ya que, para favorecer a las empresas más afectadas, alteró el plazo de pago de algunos impuestos y redujo las tasas de algunos tributos.

Según el órgano recaudador, el aplazamiento del pago de impuestos y la reducción de las alícuotas impactó la recaudación en 36.700 millones de reales (US$ 6.553,6 millones), 85% de las pérdidas totales.

El Gobierno ya admitió que las cuentas públicas cerrarán 2020 con un déficit récord, tanto por la caída de la recaudación como por la fuerte elevación de los gastos públicos para hacer frente a la pandemia.

La caída de la recaudación debe reflejar la retracción de cerca de 5% del Producto Bruto Interno (PBI) esperada para este año como consecuencia de la paralización de las actividades.

Pese a recaudar menos, el Gobierno viene aumentando sus gastos debido a que aprobó el pago de un subsidio mensual por tres meses a unos 50 millones de trabajadores informales y desempleados afectados por la pandemia, así como una billonaria ayuda a los gobiernos regionales y municipales, y elevó los gastos en salud.

El Ministerio de Economía ya calcula que Brasil terminará el año con un déficit récord en sus cuentas públicas superior a los 600.000 millones de reales (US$ 107.142,8 millones) como consecuencia de la crisis sanitaria. (Télam)