economia

La OIV sostuvo que el coronavirus tuvo un efecto destructivo para el sector del vino a nivel global

Por Agencia Télam

24-04-2020 07:00

El director general de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), el español Pau Roca, sostuvo que la crisis provocada por el aislamiento del coronavirus "ha tenido un efecto destructivo, irreversible" para el sector, dificultades que también tendrá sus efectos en un escenario post pandemia

Roca realizó una conferencia de prensa desde París, sede de la OIV, de manera digital, a la que accedió Télam, para trazar un balance sobre la producción de vino, consumo y comercio internacional en 2019, y destacar el impacto de la Covid-19 en el sector.

"El balance general esperado es una disminución en el consumo, una reducción en los precios promedio y, por lo tanto, una disminución general en el valor total de ventas, facturación, márgenes y finalmente ganancias de las bodegas", detalló, en un panorama en el que las más afectadas serán las empresas pequeñas y medianas.

El experto español anunció "efectos devastadores" para el sector, pero que se pueden morigerar "a menos que se pongan ya a disposición medidas de recuperación", dijo al anticipar un escenario post pandemia que será similar a lo que vivió la industria del vino "después de la Segunda Guerra Mundial".

Roca explicó que quedó "destruido el canal Horeca" (acrónimo que se utiliza para Hoteles, Restaurantes y Cafeterías) , merma que sólo en Europa representa una caída del 35% en volumen de vino comercializado y más del 50% de valor de ventas, y si bien hubo un repunte en el canal de supermercados y vinerías, no se llega a compensar.

Ni aún se compensará, analizó, con el crecimiento de ventas por internet, "canal que seguirá en aumento", pero vaticinó que se puede producir una baja de precios en general.

Roca sostuvo que "los países consumidores más grandes han sido los más afectados (por la pandemia)", y eso en lo inmediato tendrá consecuencias, adelantó, aunque su previsión es "que los flujos comerciales tengan capacidad de recuperación, junto con la economía", aunque eso provocaría "algunos cambios permanentes en el mercado del vino".

La OIV es una organización intergubernamental compuesta por 47 Estados miembros, y tiene una naturaleza científica y técnica de reconocida competencia por su trabajo en el ámbito del vino, viñas, bebidas a base de vino, uvas de mesa, pasas y otros productos a base de vid. (Télam)