economia

La inversión extranjera directa mundial cae 49% en 2020 y la perspectiva sigue siendo negativa

Por Agencia Télam

27-10-2020 03:15

La inversión extranjera directa (IED) mundial cayó 49% en el primer semestre del año, respecto de igual lapso de 2019, por las consecuencias económicas del coronavirus, según el último Monitor de Tendencias de Inversión Mundial publicado hoy por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad).

A raíz de la pandemia, las medidas de protección adoptadas en todo el mundo ralentizaron los proyectos de inversión existentes y las perspectivas de una profunda recesión llevaron a las empresas multinacionales a revaluar nuevos proyectos, explicó la Unctad.

"La caída de la IED es más drástica de lo que esperábamos, particularmente en las economías desarrolladas; las economías en desarrollo capearon la tormenta relativamente mejor durante la primera mitad del año”, afirmó el director de Inversiones y Empresas del organismo, James Zhan, para quien "la perspectiva sigue siendo muy incierta".

Según el informe, las economías desarrolladas experimentaron la mayor caída, con la IED que alcanzó un estimado de US$ 98.000 millones en el período de seis meses, una disminución de 75% en comparación con 2019.

Los flujos de IED hacia América del Norte se redujeron 56% a US$ 68.000 millones; en tanto, la disminución de 16% en los flujos de IED hacia las economías en desarrollo fue menor de lo esperado, principalmente por la resistencia de la inversión en China.

Los flujos disminuyeron sólo 12% en Asia, pero fueron 28% más bajos que en 2019 en África y 25% más bajos en América latina y el Caribe; los países en desarrollo de Asia representaron más de la mitad de la IED mundial.

La disminución atravesó todas las formas principales de IED, muestra el informe: los valores de fusiones y adquisiciones transfronterizas alcanzaron los US$ 319.000 millones en los primeros tres trimestres de 2020.

Los anuncios de proyectos de inversión totalmente nuevos, indicador de las tendencias futuras de la IED, totalizaron US$ 358.000 millones en los primeros ocho meses de 2020.

Las economías en desarrollo experimentaron una caída mucho mayor (49%) que las economías desarrolladas (17%), lo que refleja sus más capacidad limitada para implementar paquetes de apoyo económico.

Los acuerdos de financiamiento de proyectos transfronterizos anunciados disminuyeron 25%, con las mayores caídas en el tercer trimestre de 2020, lo que sugiere que la caída aún se está acelerando.

Las perspectivas para todo el año se mantienen en consonancia con las proyecciones anteriores de la Unctad de una disminución de 30% a 40% en la IED, indica el informe.

Es probable que la tasa de declive en las economías desarrolladas se estabilice, ya que parte de la actividad inversora pareció recuperarse en el tercer trimestre, así como los flujos hacia las economías en desarrollo, mientras que Asia oriental muestre signos de una recuperación inminente.

Los flujos dependerán de la duración de la crisis sanitaria y de la eficacia de las intervenciones políticas para mitigar los efectos económicos de la pandemia, concluyó. (Télam)