economia

La financiación en pesos al sector privado creció un 4,2% desde que se implementó la cuarentena

Por Agencia Télam

26-04-2020 08:15

La financiación en pesos a los privados creció 4,2%, unos $81.904, desde que se instauró el aislamiento social preventivo y obligatorio el 20 de marzo último, aunque el rubro de préstamos comerciales creció 16,4% en el mismo lapso, según un informe de First Capital Group.

Al respecto, el documento muestra que los préstamos comerciales implicaron una suba de $95.919 millones en los créditos a este sector, debido a los nuevos créditos otorgados y la disminución en las cancelaciones ante la baja de ingresos de gran parte de los actores económicos.

Al mismo tiempo, la financiación de las familias disminuyeron en todas las líneas de crédito, la más destacada de ellas las operaciones con tarjetas de crédito, que cayeron un 5,8%.

"Según los saldos publicados por el Banco Central (BCRA) al 20 de abril de 2020, el total de financiaciones en pesos al sector privado ascendió a $2.037.908 millones, arrojando un crecimiento durante los últimos 365 días de $515.384 millones equivalente a un +33,85%", detallló el informe.

El dato implica todavía un crecimiento "muy por debajo de los indicadores de inflación del año" lo que implica un retroceso de los saldos en términos reales pero que la tendencia se revierte si se analiza el período desde el inicio de la cuarentena oficial

"Este efecto claro debemos atribuírselo en parte a los grandes cambios que introdujo el combate al Covid-19 en el sistema financiero y económico de nuestro país", explicó Guillermo Barbero, socio de de First Capital.

Si bien los préstamos comerciales han crecido durante los últimos 31 días $95.919 millones, lo cual implica una expansión de las financiaciones del 16,4%, la mayor alza mensual en valores absolutos y en porcentuales del último año, las causas de este aumento responden tanto a los nuevos créditos en adelantos en cuenta corriente como a la disminución en las cancelaciones de préstamos.

"Además aquellos sectores que no sufrieron una pérdida total de ingresos igualmente priorizaron quedarse con fondos líquidos antes que cancelar deudas ante la incertidumbre que genera el contexto económico", aseguro Barbero. (Télam)